No se pierda

Las organizaciones sanitarias van más allá de los portales de salud para lograr el compromiso del paciente

13 de abril, 2015

Las organizaciones sanitarias están adoptando el compromiso del paciente (del inglés patient engagement) a través de estrategias e inversiones centradas en los portales de los pacientes, según un nuevo estudio sobre el estado de este factor realizado por HIMMS Analytics, firma global de investigación y análisis. Sin embargo, los líderes sanitarios cuestionan si su trayectoria actual dará lugar a un mayor compromiso del paciente, necesario para mejorar los resultados clínicos y reducir los costes, según la encuesta.

El compromiso del paciente está dominando los titulares del sector sanitario. Para ir más allá del ruido, HIMSS Analytics ha realizado un estudio sobre el mismo y la inversión realizada en las organizaciones sanitarias en EEUU. El estudio consistió en una encuesta cuantitativa online a ejecutivos de 114 organizaciones sanitarias y un focus group cualitativo que involucró a 9 de estos líderes.

El resumen ejecutivo del estudio estará disponible en HIMSS 2015 (Chicago, Abril 13-15), en el stand 961, donde se ubicará InterSystems.

HIMSS Analytics define el compromiso del paciente como “la estrategia de la organización para lograr que los pacientes participen de forma activa y con conocimiento de la gestión de su propia salud y bienestar, y la de aquellos familiares de los que son responsables. Esto incluye la revisión y gestión de historiales clínicos, el aprendizaje sobre sus condiciones, la adopción de comportamientos e-healthy, realizando compras sanitarias informadas y la interacción con los proveedores de atención como si de socios se tratara”.

El estudio, patrocinado por InterSystems, destaca que el mayor motor para el compromiso del paciente consiste en reforzar y mejorar la salud de la comunidad (77%), la necesidad de construir una marca leal para los pacientes (77%) y cumplir con las necesidades de las normativas de Meaningful Use (60%). Sin embargo, estas estrategias podrían no ser “totalmente maduras”, según los participantes del focus group. De hecho, algunos cuestionaron sus planes de interacción con los pacientes.

Realmente, no tenemos una verdadera estrategia de compromiso del paciente, sólo un proyecto de portal“, explicó un ejecutivo. Otro intervino para afirmar: “Decimos que tenemos una estrategia del compromiso del paciente pero, en realidad, es sólo una parte de otras estrategias: bienestar, mejora de la salud, salud de la población“.

Estos comentarios son motivo de preocupación, según Joe DeSantis, Vicepresidente de Plataformas HealthShare de InterSystems, quien señaló que mientras los líderes afirman contar con una estrategia, pueden estar avanzando sólo con un plan táctico.

Incluso si las organizaciones tienen una visión sobre este importante asunto, muchos están concentrados en el cumplimiento de las normativas de Meaningful Use“, señala DeSantis. “Desafortunadamente, un portal de pacientes basado sólo en la Historia Clínica Electrónica no es suficiente para promover tal compromiso. Éste tiene que abarcar todo el continuum de la atención. El objetivo a corto plazo del cumplimiento con la normativa Meaningful Use ha ido, a menudo, en contra de los objetivos estratégicos a largo plazo“.

¿Quién posee el compromiso del paciente?
Las iniciativas del compromiso del paciente a menudo carecen de un liderazgo claro. Según la encuesta, los comités multi-departamentales/multi-función son los responsables más comunes de esta estrategia en la organización (26%). Otros propietarios de la misma son los CMOs (15 %), seguidos por los CIOs (10%) y por los directores generales (8%).

Estos responsables pueden no disponer de los medios financieros para poner en marcha las iniciativas necesarias eficazmente. El obstáculo: el gasto en compromiso del paciente está extendido en las organizaciones, de forma que los departamentos TI adquieren herramientas, los departamentos ambulatorios pagan los costes de administración del programa y Marketing desembolsa el dinero para las promociones, posicionando la estrategia como una actividad de fidelidad a la marca.

He llegado a la conclusión de que tal vez no tengamos una estrategia en la organización sobre el compromiso del paciente, sino que hemos establecido un presupuesto que engloba todos los aspectos de la misma“, señaló uno de los ejecutivos encuestados.

Herramientas del compromiso del paciente
Incluso en ausencia de una estrategia financiera coherente, los departamentos de TI recurren a portales del paciente como instrumento del compromiso del paciente. Sus razones para adoptar estos portales son variados: el 71% de los encuestados que cuentan con una estrategia al respecto utilizan el portal para satisfacer los requisitos mínimos exigidos por el Meaningful Use para la funcionalidad y el intercambio de datos de una sola fuente. El 54% se valen de portales que ofrecen una combinación de servicios de paciente, tecnología y contenido; y el 51% los emplean como plataforma de intercambio de información interoperable y configurable con el intercambio de datos de múltiples fuentes. Cerca de dos tercios de los encuestados recurren a los portales proporcionados por sus proveedores de Historia Clínica Electrónica (HCE).

No es sorprendente que los participantes del focus group expresaran sus preocupaciones sobre los portales como solución tecnológica. “La mayoría, en realidad, no se alinean bien con la definición de compromiso del paciente“, comentó uno de ellos. “Son grandes por conveniencia pero, en realidad, no ayudan a las personas a gestionar las enfermedades crónicas, mejorar su salud u ofrecer los recursos que necesitan para avanzar hacia conductas más saludables. La mayor parte de las herramientas que hay, simplemente, no cumplen esa promesa“.

Para la participación y compromiso pleno de los pacientes, los líderes del sector están buscando portales de nueva generación que ofrezcan aquellas funcionalidades que les permitirán ser socios/responsables de su propio cuidado. Más específicamente, buscan funcionalidades tales como la e-visita o consulta electrónica (80%), la interoperabilidad a través de múltiples proveedores (70 %), la evaluación de la salud y el coaching (70%) y las visitas a distancia (50 %).

El compromiso del paciente real será capaz de dar a éste la información detallada y oportuna que les permitirá colaborar con sus proveedores de atención sanitaria y gestionar realmente su salud“, concluyó DeSantis.