Inicio ASP El Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) lleva atendidos 3.810...

El Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) lleva atendidos 3.810 casos

Compartir

Desde que en 1998 se creara el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), han sido atendidos 3.810 médicos. Se trata de un programa pionero en Europa y único en el que un colectivo profesional atiende a médicos con trastornos mentales y/o adicciones, que el colectivo médico puso en marcha consciente de que los profesionales, al igual que la población en general, pueden padecer estos trastornos y de la responsabilidad que ello puede generar en la salud de los ciudadanos.

Este programa singular, que cuida de la salud del médico para cuidar con seguridad de la salud de los ciudadanos, se creó por iniciativa del Colegio de Médicos de Barcelona y, actualmente, está implantado en todas las comunidades autónomas, acogido en la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSPOMC) bajo el patrocinio del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) y de los colegios de médicos y cuenta con la ayuda de las Administraciones públicas.

Este programa responde al compromiso ético y de solidaridad de los profesionales médicos con la salud mental, que nació para atender de manera integral –asistencia sanitaria, atención social, apoyo legal y asesoramiento laboral- a médicos que sufren problemas psíquicos y/o adictivos para darles el tratamiento adecuado y para ayudarles a retornar con las adecuadas garantías a su trabajo. Se estima que entre un 10 y un 12 por ciento de los médicos en ejercicio pueden sufrir a lo largo de su vida profesional un trastorno mental o una adicción al alcohol y a otras drogas.

Para hacer frente a este tipo de situaciones, los Colegios de Médicos se han dotado de este Programa que da sentido a la función de salvaguarda y garantía de la buena praxis que tienen encomendada y, al mismo tiempo, ayudar a los médicos afectados hasta lograr su rehabilitación. Además, para las Administraciones sanitarias representa un garante de la calidad asistencial.

Muestra que una intervención a tiempo puede facilitar que el médico afectado por estas patologías pueda recuperarse y reintegrarse en su vida laboral es el dato de que el 87% de los médicos atendidos, están trabajando en la actualidad con plenas garantías.

Este programa es un referente para todas aquellas profesiones que tienen responsabilidades ante los ciudadanos y, en el caso concreto de los médicos, con posibles consecuencias negativas para la salud o la vida de la gente por riesgo de mala praxis. Uno de los colectivos profesionales que ha dado un impulso para implantar este programa ha sido el de jueces y magistrados con el objetivo de velar por la buena praxis profesional garantizando la protección de la salud de los profesionales de la carrera judicial.

El PAIME atendió en 2014 a 357 médicos, un número similar al registrado en los últimos 5 años que es desde cuando la corporación lleva analizando la evolución de los casos registrados. En el último año, el trastorno mental ha sido el principal motivo de la demanda de ingreso en este programa (63%), seguido de problemas de alcoholismo (15%) y drogas (9%). El 11% de los casos presentaba una patología dual.

En cuanto a los diagnósticos clínicos, el mayor número de casos está relacionado el consumo de alcohol y otras sustancias (26%), seguido de trastornos del estado de ánimo (25%) adaptativos (19%), de ansiedad (11%) y trastornos de la personalidad (8%).

El mayor número de médicos afectados por estos trastornos ha sido atendido con un tratamiento ambulatorio dispensado por los profesionales clínicos del PAIME, quienes han realizado 6.491 consultas a lo largo del pasado año, 463 más que en 2013 (6.028). Del total de médicos atendidos, 103 han causado baja laboral, con una media de ILT de 91 días.

En cuanto al número de médicos atendidos que han requerido hospitalización, han sido 78, número similar al de 2013, con una estancia media de un mes en centros. El principal centro de hospitalización para estos casos es el gestionado por la Fundación Galatea.

De los casos registrados en 2014, se han analizado como complicados 74, de los cuales, 36 presentaban riesgo de mala praxis, 30 tenían conflictos en el entorno laboral y 8 médicos tuvieron que cambiar de centro de trabajo.

Teniendo en cuenta la evolución del PAIME, las 6 comunidades con mayor número de casos registrados han sido Catalunya (1.830), Andalucía (622), Madrid (547), País Vasco (194), Castilla y León (120) y Castilla la Mancha (109). La comunidad donde menos casos se registraron es La Rioja (3).

Si estos datos se analizan teniendo en cuenta los médicos atendidos en función del número de colegiados, por cada 1000 colegiados, en concreto, la comunidades con mayores ingresos han sido: Catalunya, Ceuta y Melilla, Andalucía, País Vasco, Cantabria y Castilla la Mancha.

Por edad, es de destacar que el colectivo más afectado es el de entre 51 a 60 años (36%), seguido del de 41 a 50 años (25%), de 31 a 40 (20%), menos de 30 años (11%) y más de 61 años (8%). Destaca el incremento del 61% los casos de médicos de 31 a 40 años que ha pasado de 49 casos en 2013 a 79 en 2014, así como el de médicos jóvenes que también se han incrementado más de un 23% (de 30 casos en 2013 a 37 en 2014).

En cuanto a las especialidades más afectadas por este tipo de trastornos, casi el 50% de los casos son de Medicina Familiar y Comunitaria, seguido de Pediatras (7%) y Anestesistas (5%).

En cuanto al sexo, es mayor el porcentaje de médicos hombres afectados por problemas de salud mental (53%) frente a los médicos mujeres (47%) y, en cuando a su estado civil, el 44% están casados, el 31% soltero, el 7% divorciados, el 7% separados, el 7% en pareja de hecho y casi el 2% son viudos.

Sobre el tipo de relación laboral de los médicos atendidos, el 53% tiene un contrato fijo; el 34% contrato temporal, el 5% es de ejercicio libre y el 6% tiene contrato laboral más ejercicio libre.

El PAIME es un programa sustentado en la confidencialidad, en la confianza, y en su diseño específico para los profesionales médicos que se instrumenta desde los Colegios para ayudar al médico con problemas y posibilitar su rehabilitación para volver a ejercer. Pero, como otros colectivos, también los médicos, por miedo, sentimiento de culpa o estigmatización social de la propia enfermedad, tienden a ocultarla y negarla, con la consiguiente repercusión en la vida cotidiana, tanto en el entorno familiar como en el profesional.

A pesar de ello, el 73% de los médicos que han solicitado atención del PAIME lo han hecho de manera voluntaria; el 23% de forma voluntaria inducida, el 3% de manera confidencial y el 1% de los casos por existir denuncia formal. En cuanto a quien deriva estos casos, el 51% de ellos, es por iniciativa propia; el 12% un superior profesional; el 12% un familiar; el 11% ha sido a través de un colega; el 4% el departamento de Riesgos Laborales y el 3% un psiquiatra.

El PAIME se financia de modo compartido a través de los Colegios de Médicos, la Fundación para la Protección Social de la OMC y las Administraciones sanitarias, muchas de las cuales financian parcial o totalmente este programa que tiene un coste anual aproximado de 710.000 euros. Las únicas CC.AA. que financian totalmente el PAIME son Navarra y Extremadura. En las que carecen de subvención alguna (Asturias, Aragón, Comunidad Valenciana, La Rioja, Murcia, Baleares, Ceuta y Melilla), el coste total del programa recae en los colegios de médicos y la FPSOMC.