Inicio ASP Avances tecnológicos en oftalmología

Avances tecnológicos en oftalmología

Compartir

Salvando vistas, incrustaciones corneales, diamantes para la vista en pacientes con glaucoma, impresión de ojos 3D, terapia genética para la pérdida de visión, Dr. TV: diagnóstico de glaucoma, exámenes oculares realizados con smartphones, aplicaciones para ciegos… Son algunos de los grandes avances tecnológicos de la medicina que han tenido su efecto directo sobre los pacientes de oftalmología.

Salvando vistas. Casi 300 millones de personas en todo el mundo sufren de algún tipo de pérdida de la visión o de ceguera. La mejora en la tecnología médica no sólo está haciendo más fácil que los pacientes miopes e hipermétropes puedan ver, sino que también se están mejorando las probabilidades de salvar la visión de aquellos pacientes con enfermedades como la degeneración macular o el glaucoma. Incluso ciertos tipos de ceguera, que antes se consideraban incurables, se acercan lentamente hacia una posible cura, con el ojo biónico que proporciona destellos de luz a quienes en algún momento solo podían ver oscuridad.

Incrustaciones corneales. A medida que un paciente se hace mayor, su capacidad para leer o ver objetos de cerca disminuye debido a la presbicia. Si bien, muchos se acostumbran fácilmente al uso de las gafas para la vista, bifocales o lentes de contacto, sin embargo para otros, esta pérdida de la visión y la necesidad de utilizar dichos correctores, puede resultar molesto. Pronto será posible una nueva opción para ellos. Se trata de un pequeño dispositivo similar a un anillo que podría definirse como una incrustación corneal, un pequeño implante que, en principio podrá corregir la vista de pacientes con miopía, hipermetropía o ambos.El procedimiento de insertar el implante en la córnea es relativamente rápido, dura unos 10 minutos y requiere solo anestesia tópica.

Diamantes para la vista en pacientes con glaucoma. Los pacientes diagnosticados con glaucoma necesitan unas gotas para los ojos que evitan que se forme una presión en el ojo que podría provocar ceguera. Utilizar dosis adecuadas y recordar usar las gotas en los tiempos recomendados puede ser difícil para muchos, sin embargo. Investigadores de la Universidad de California (Los Angeles) están trabajando para resolver ambos problemas y están desarrollando lentes de contacto hechas de diminutos nanodiamantes.
Estas lentes están recubiertas de medicamentos de acción prolongada para asegurar que la dosis correcta se libera en el lugar correcto, en el momento adecuado. El proyecto pronto se trasladará a estudios en animales.

Impresión de ojos 3D. La sustitución de un ojo después de una enfermedad o accidente tiene un coste elevado. Un ojo del tradicional cristal, o bien de acrílico, puede llegar a costar 5.000 euros y lleva horas su producción y la pintura, hecha a mano, del ojo. Además, estos “nuevos ojos” nunca llegan a tener una apariencia del todo real. La nueva tecnología de impresión 3D puede cambiar esto, e incluso podría llegar a reducir el coste de una prótesis ocular a un precio tan bajo como 150 euros. Ademas del precio, otra ventaja de estos ojos impresos es que se puede conseguir igualar el color casi al 100% con el otro ojo del paciente. Se espera que salgan al mercado el próximo año.

Terapia genética para la pérdida de visión. Investigadores de la Universidad de California, Berkeley, colocaron un gen en las retinas de ratones ciegos que permitieron que los animales detectaran si las luces parpadeaban. También agregaron un “interruptor” químico para permitir que las células del cerebro respondieran ante la luz. Esta técnica también ayudó a restaurar la vista en perros. Todavía no se sabe cuándo estará listo el tratamiento para poder probar en seres humanos, pero los investigadores están trabajando para que esto suceda más pronto que tarde.

Dr. TV: diagnóstico de glaucoma. Los científicos de la City University de Londres registraron los movimientos oculares de los pacientes mientras veían televisión. Encontraron que los ojos sanos siguen un camino diferente al de los ojos que no son saludables. El estudio se encuentra aún en una fase inicial, pero los investigadores esperan que se transformará en un una forma más fácil y más rápida de diagnosticar y tratar el glaucoma y otras enfermedades oculares. Los investigadores esperan que esta tecnología algún día ser usada por pacientes que no tienen acceso a médicos, como los que viven en zonas rurales que se enfrentan a situaciones de escasez de médicos, en estos casos, incluso podría ser el Dr. TV quien, en última instancia, realice el diagnóstico.

Exámenes oculares realizados con smartphones. Los distintos productos que actualmente están en el mercado están mejorando el acceso a la atención oftalmológica en todo el mundo. Peek™ y D-EYE™ se venden con una pequeña fijación del objetivo (cámara) y, con una aplicación, hace que el smartphone se convierta en un aparato portátil para realizar un examen de vista. Las herramientas permiten a los médicos examinar los ojos en aquellos sitios donde pueda ser difícil, o poco práctico, transportar equipos voluminosos. El Sistema iExaminer™ funcióna con iPhone® que `puede utilizar cualquier médico y saca fotografías detalladas que luego se pueden compartir con un especialista en caso de que el médico de cabecera crea que puede haber un problema.

Aplicaciones para ciegos. Una cosecha de nuevas aplicaciones se está desarrollando para ayudar a personas con problemas de visión. Dos ejemplos son TapTapSee y VizWiz. Con estas aplicaciones, una persona con discapacidad visual apunta con la cámara de su teléfono hacia un objeto y, a continuación, la aplicación le dice (hablando) lo que es. En caso de que la aplicación no lo sepa, puede enviar la información a la red para ver si alguien más puede ayudar. El LookTel Money Reader puede decir a una persona ciega el valor de los billetes. Y la aplicación KNFB Reader toma una fotografía de un documento impreso para que el teléfono lo lea en voz alta.
..Amaya Lujambio