No se pierda

La comunicación es una herramienta fundamental para ahorrar costes innecesarios en AP

17 de abril, 2015
sedap-dia02-01-conseller

La Sociedad Española de Directivos de Atención Primaria –SEDAP- organiza, en Palma de Mallorca, su XVII Congreso nacional, bajo el lema: “Atención Primaria: Marcando Rumbo”. Un evento que congrega a más de 300 profesionales para debatir sobre el liderazgo en el modelo sanitario público que la Atención Primaria debe asumir.

En la segunda jornada de este encuentro se ha tratado un tema fundamental para el mejor funcionamiento de las áreas de Atención Primaria y sus profesionales, como ha sido la comunicación. Una comunicación entre médicos y gerentes, y desde luego entre pacientes.

Así, a través de diferentes comunicaciones presentadas en este congreso SEDAP se han destacado varias ideas, como la defendida por la subdirectora xeral de Avaliación Asistencial e Garantias de la Dirección Xeral Asistencia Sanitaria, Servizo Galego de Saúde, Susana Cerqueiro, asegurando que con nuevos mecanismos de comunicación “se acortan plazos, se dan resultados más rápidos, y se evitan desplazamientos innecesarios de los pacientes, algo que ellos mismos valoran muy positivamente”.

En ese concepto también ha redundado el profesional de Healthcare Consulting Bussines, Juan Carlos Muria Tarazón, que hablando del BIG-DATA, ha asegurado que la “disminución de recursos innecesarios es algo positivo, y para ello es necesario hablar el mismo idioma de los pacientes, y tratar unos códigos comunes entre los profesionales, para que la comunicación sea lo más fluida posible”.

Una jornada que ha estado inaugurada por el consejero de Salud de las Islas Baleares, Martí Sansaloni, que reiterando la importancia de celebrar este tipo de congresos y encuentros, ha querido lanzar, a los más de 300 asistentes, una serie de reflexiones, que “lógicamente desde la perspectiva política”, quieren hacer prevalecer el papel fundamental que juega la Asistencia Primaria dentro del sistema sanitario. Para ello ha hablado de la evolución que este servicio ha experimentado desde los años 80, y de la compleja situación económica “que ha llevado a tener que tomar decisiones que afectan directamente al déficit de sustituciones, y también a las agendas comprimidas de los profesionales”.

Por su parte, el médico Ramón Morera, y presidente de SEDAP, ha asegurado que a pesar de las dificultades, “la sociedad evoluciona con nuevos requerimientos y necesidades, mil retos ante los que el sistema sanitario debe dar respuesta”.

Se trata pues de reinventarse, un concepto que entronca con esta nueva filosofía del BIG-DATA. “Donde el paciente percibe una mejor atención, los profesionales dan mejor atención, y la gerencia tiene nuevas herramientas para mejorar la gestión y coordinación de la atención sanitaria”, comenta Muria, redundando en el factor comunicacional de la sanidad.

Ante esta apuesta por el BIG-DATA se ha creado un manifiesto por la seguridad y privacidad de los datos. “Lo que viene a decir que sabemos que las tecnologías de la información pueden aportar valor a la atención sanitaria, sin embargo, tenemos que trabajar más sobre ello adelantándonos a los posibles riesgos que puedan darse”, sigue haciendo hincapié Muria, concluyendo cómo “la calidad del sistema sanitario y la salud del paciente dependen en gran medida del movimiento de estos datos, y ninguna entidad puede hacer esto de forma individual, sino que se necesita colaboración, y aprender a extraer conclusiones de esa información”.