Inicio ASP Los complementos de Omega-3 ayudan a la disfunción de las glándulas de...

Los complementos de Omega-3 ayudan a la disfunción de las glándulas de Meibomio

Compartir

Según señala un nuevo estudio, los complementos grasos de Omega-3 ayudan a mejorar los síntomas de la disfunción de las glándulas de Meibomio, situadas en el párpado superior e inferior y encargadas de producir una secreción compuesta por diferentes sustancias, entre las que abundan lípidos diversos como fosfolípidos, triglicéridos y esteroles libres.

El estudio en cuestión apoya el potencial de los ácidos grasos omega-3 para prevenir el síndrome del ojo seco, según Arun Jain,Doctor en Médicina del Instituto de Educación e Investigación Médica en Chandigarh, India. La prevalencia de la disfunción de las glándulas de Meibomio se mueve en un rango que oscila entre el 30,3% hasta el 63,3% y, en Asia, la prevalencia se da en la parte superior de ese rango, según informó el Dr. Jain. Dicha disfunción se encuentra en el 86,0% de los pacientes con ojo seco.

Algunas investigaciones anteriores han demostrado que estos ácidos grasos omega-3 pueden reducir los síntomas del ojo seco mediante la estabilización de la película lagrimal y el aumento de la secreción lagrimal. En su estudio, el Dr. Jain y su equipo reclutaron, 60 pacientes con signos y síntomas moderados de la disfunción de las glándulas de Meibomio que no estaban siendo tratados por el síndrome.

Los 30 pacientes del tratamiento experimental tomaron dos cápsulas de aceite de pescado dos veces al día. La dosis diaria de 1,2 g de ácidos grasos omega-3 consiste en 720 Miguel de ácido eicosapentaenoico y 480 Miguel de ácido docosahexaenoico. Por su parte, los 30 pacientes del grupo del placebo, tomaron 400 mg de vitamina E al día.

Durante el período de estudio, se observó mejoría en todas las medidas de disfunción de las glándulas de Meibomio en ambos grupos excepto para el test de Schirmer, sin embargo, los cambios fueron mayores en el grupo del omega-3.

Gracias a la cuidadosa selección de los pacientes, este estudio proporciona una fuerte evidencia de que los ácidos grasos del Omega-3 son eficaces en el tratamiento de la disfunción de las glándulas de Meibomio, según afirma el Dr. Jain.

Sin embargo, el propio autor del estudio reconoce que la investigación aún tiene debilidades. Los pacientes sabían si estaban recibiendo el tratamiento o el placebo y, además, dieta no fue evaluada. “La dieta de la India, especialmente la dieta del norte de India, no tiene una gran cantidad de ácidos grasos poliinsaturados,” explicó.

El Dr. Jain afirma que el estudio se debe repetir antes de que los médicos pueden estar seguros de que los suplementos de ácido graso de Omega-3 puede mejorar los síntomas de ojo seco. Según el Dr. Bennie Jeng, de la Universidad de Baltimore, se necesitan más estudios sobre el papel de los nutrientes en el síndrome de ojo seco.
..Amaya Lujambio