Inicio ASP ‘Blink’, el dispositivo que convierte al smartphone en nuestro oftalmólogo

‘Blink’, el dispositivo que convierte al smartphone en nuestro oftalmólogo

Compartir

Los expertos recomiendan acudir al oftalmólogo una vez al año a partir de los 50 para hacer una revisión, para que, una vez que se empiece a perder visión, el especialista pueda diagnosticar la patología lo antes posible. Sin embargo, la mayoría de las personas no lo hacen, y es que solamente acuden cuando tienen algún problema.

Este contratiempo podría acabarse gracias a ‘Blink’, un dispositivo que utiliza el smartphone para realizar exámenes de vista sin moverse de casa, y que sustituye a los aparatosos instrumentos que los oftalmólogos emplean en sus consultas para acciones como medir el error de enfoque en el ojo, o las dioptrías que tiene una persona, entre otras cosas. El dispositivo que, se lanzó en Nueva York la semana pasada, tiene un precio de 75 dólares.

Como explica un artículo del MIT Technology Review, el examen lo realizaría un técnico que tendría que utilizar un trío de dispositivos de mano que sustituyen al autorefractómetro, medidor de lentes y al foróptero que usa el oftalmólogo en la actualidad para evaluar la visión.

El proceso de evaluación de ‘Blink’ toma aproximadamente 20 minutos. Si el dispositivo determina que el usuario necesita lentes, los técnicos enviarán los resultados a un optometrista que mandará la prescripción en menos de 24 horas.

‘Blink’ es un producto de EyeNetra, una startup que ha trabajado durante años con smartphones conectados a dipostivos para realizar exámenes visuales. El cofundador y jefe de producto de ‘Blink’, David Schafran, entrevistado en MIT Technology Review, explica que esta herramienta es tan útil como ir a realizarse un examen al consultorio de un oftalmólogo. “No hay diferencias importantes entre nuestro análisis y el que comúnmente se hace actualmente”, considera. Además, podría reducir los costos de las evaluaciones médicas y hacer más fácil para la gente el obtener ayuda médica, inclusive si no están cerca del consultorio de un doctor o de un hospital.

‘Blink’ ofrece por ahora solamente exámenes visuales para prescripción de lentes, y sólo en algunas zonas de Nueva York, pero Schafran  planea expandir el servicio a otras ciudades.