No se pierda

La medicina alternativa obtiene peores resultados que la medicina tradicional

29 de abril, 2015
Homeopatia

El Servicio Nacional de Salud británico (NHS) contrató a proveedores de atención primaria alternativa y, según los resultados de un nuevo estudio, no funcionan igual de bien que las prácticas tradicionales.

Después de ajustar por las diferentes características de práctica y de población, los investigadores vieron que los proveedores alternativos, incluyendo empresas del sector privado y las organizaciones de voluntarios, administraron una atención de peor calidad que las prácticas tradicionales, demostrado a través de entre 15 y 17 indicadores.

Christopher Millett, autor del estudio y doctor en Medicina del Departamento de Atención Primaria y Salud Pública del Imperial College de Londres, afirmó que “este estudio proporciona datos para informar sobre el debate del creciente papel del sector privado en el NHS” y que “a los nuevos proveedores se les permitió estimular la competencia en el mercado de la atención primaria, pero nuestros resultados sugieren que su introducción no ha dado lugar a mejoras en la calidad y puede haber dado lugar a una peor atención”.

El NHS ha estado haciendo contrataciones de estos proveedores alternativos (de medicina alternativa) para ofrecer atención primaria desde 2004 en virtud de las reformas diseñadas para aumentar la competencia y fomentar el uso eficiente de los recursos. El estudio se centró en las prácticas generales, con al menos 1.000 pacientes en Inglaterra, en 2008-2009 y 2012-2013.

Los investigadores seleccionaron los indicadores de desempeño de datos del Centro de Información de Atención Social y Salud y la Encuesta Nacional de Pacientes. Los indicadores de desempeño incluyen la facilidad con que los pacientes pudieron obtener citas, la atención a pacientes con diabetes, las medidas de costo y eficiencia, y la experiencia del paciente. Los proveedores alternativos emergieron con peores resultados para el control de la diabetes, las tasas de hospitalización por enfermedades crónicas, y la satisfacción del paciente en general. Algunos de los patrones de rendimiento resultaron preocupantes.

Parece ser que la lección es que el aumento de diversidad no necesariamente conduce a una mejor calidad de atención. “Los reguladores deben asegurarse de que los nuevos proveedores de servicios del NHS estén llevando a cabo sus servicios con los estándares adecuados y, por lo menos, al mismo nivel que los proveedores tradicionales“, dijo el Dr. Millett en un comunicado de prensa.

Desde la entrada en vigor de la nueva legislación en 2013, los proveedores del sector privado han asegurado un tercio de contratos para prestar servicios clínicos del NHS. “Hasta ahora, los proveedores de medicina alternativa no habían sido contratados a este nivel para prestar los servicios de atención primaria“, dijo el Dr. Millett. “Sin embargo, nuestros resultados ponen de relieve la necesidad de una evaluación cuidadosa e independiente de cómo ha afectado a la calidad de la atención esta nueva legislación“.

Tanto Millett como sus colaboradores piden a los legisladores que se aseguren de que quienes llegan como nuevos proveedores de servicios al mercado clínico realizan sus funciones, al menos, tan bien como los médicos tradicionales.

Los autores del estudio están convencidos de que “a medida que la práctica general en Inglaterra evoluciona gradualmente de una ‘industria casera” a algo que puede parecer más corporativo, es importante que el impacto de estos cambios en la calidad, el gasto y la utilización sean cuidadosamente evaluados“. Otros países que están considerando otorgar un mayor papel a la medicina alternativa, sus proveedores y comerciales, también deban tomar en cuenta estas cuestiones, concluyen.
..Amaya Lujambio