No se pierda

Nuevo dispositivo óptico para diagnosticar el carcinoma de células basales

4 de mayo, 2015
Carcinoma Celulas Basales

Según un pequeño estudio, aún en fase piloto, una nueva tecnología denominada “microscopía multifotónica” (MPM) podría permitir el diagnóstico no invasivo, indoloro y rápido de los carcinomas de células basales (BCC) directamente en la clínica.

En principio, esta nueva tecnología podría reducir el tiempo de espera desde el diagnóstico hasta que inicia el tratamiento. “Este estudio demostró, en una muestra de pacientes limitada, que la técnica de las imágenes no invasivas en MPM podría mostrar un contraste que revela varios rasgos característicos de las lesiones de BCC”, comentó la autora Mihaela Balu, doctora en Medicina de la Universidad de California.

Siendo el tipo de cáncer más común, el BCC comprende un 25% de todos los casos de cáncer y un 75% de los cánceres malignos de piel (en Estados Unidos). Ya se han desarrollado diversos tipos de técnicas de formación de imágenes ópticas, pero el riesgo de errar en el diagnóstico sigue siendo elevado.

La tecnología MPM aprovecha los compuestos químicos en la piel, tales como la queratina, el colágeno, el NADH, FAD, elastina y melanina. Cuando estos compuestos se agitan con un láser, emiten luz que se puede utilizar para crear imágenes 3-D en alta definición de la piel. En concreto, las concentraciones de FAD y NADH indican que hay actividad metabólica, y que es diferente en células normales si se compara con células tumorales.

Uno de los descubrimientos fue que la característica principal del MPM asociada con lesiones de BCC fueron nidos de células basaloides en la dermis papilar y reticular, que mostraba una especie de barrera en la capa periférica de células. Estos rasgos son característicos de las lesiones del BCC y “con una correcta correlación” con la evaluación histopatológica, según los autores.

Con la MPM también se identificó otras características que se encuentran en los BCC, incluyendo las células tumorales alargadas en la epidermis, alineados en una dirección paralela, y el colágeno y la elastina, que rodean los haces de tumores.

La sensibilidad y especificidad de la MPM todavía necesita ser evaluado en un ensayo más grande. La resolución de la estructura celular de los nidos más profundos también sigue siendo “desafiante” y requiere más estudio.

La opinión de otro médico fue que “en comparación con RCM [otra tecnología de imagen óptica], MPM es como ver la televisión en color en vez de blanco y negro”, afirmó entusiasmado.

Sin embargo todavía hay obstáculos técnicos, como pueden ser el campo de visión limitado, el lento tiempo de adquisición, la penetración poco profunda, y la necesidad de que los pacientes permanezcan muy quietos para evitar el uso de artefactos que les impidan el movimiento. Además, la formación de imágenes de lesiones más grandes, implicaría un proceso difícil de unión entre imágenes grandes junto a otras más pequeñas, según el Dr. Neel.
..Amaya Lujambio