Inicio ASP Denuncian negligencia en la muerte de un hombre tras 22 meses en...

Denuncian negligencia en la muerte de un hombre tras 22 meses en lista de espera para ser operado de una hernia abdominal

Compartir

La familia de un hombre que falleció en el Hospital de Bellvitge, supuestamente por las complicaciones derivadas de una operación de hernia, tras permanecer 22 meses en lista de espera, ha presentado una denuncia contra la doctora que llevaba al paciente por un delito de homicidio imprudente.

Los servicios jurídicos de la Asociación del Defensor del Paciente que, representa a la familia afectada en los tribunales, anunció la semana pasada (7 de mayo) en rueda de prensa la presentación de la denuncia, que ha recaído en un juzgado de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), municipio en el que está situado el Hospital de Bellvitge.

Los hechos se remontan a marzo de 2011, cuando el paciente Manuel L.B., fue operado de una eventración de hernia en el Hospital de Bellvitge. Sin embargo, año y medio después, tuvo que regresar de nuevo al centro porque se le había reproducido, circunstancia que hizo que pasara a lista de espera para poder ser intervenido otra vez, con fecha de 9 de enero de 2013.

En los meses siguientes, la eventración de hernia que presentaba el paciente fue creciendo, lo que motivó que acudiera en varias ocasiones al médico y tres veces al servicio de urgencias del Hospital de Bellvitge que, según consta en la denuncia, acabó tramitando su caso para que fuera intervenido de forma preferente.

El 8 de octubre de 2014, el paciente ingresaba de urgencia en el Hospital de Bellvitge, presentando un cuadro sintomático con fiebre, vómitos y expulsando líquido a través de la úlcera de la hernia, por lo que fue intervenido de una eventración gigante  (hernia que aparece en la zona de incisión de una anterior intervención quirúrgica en el abdomen) que estaba incarcerada, lo que obligó a seccionarle fragmentos de íleon e intestino delgado.

Tras la operación, el hombre fue llevado en situación crítica a la unidad de reanimación, donde fue empeorando progresivamente hasta que el 23 de diciembre de 2014 entró en coma y falleció el 15 de enero de este año.

Más de 20 meses en lista de espera
La denuncia acusa a la doctora que llevaba al paciente de haber permitido que permaneciera más de 20 meses en lista de espera, sin adelantar la intervención quirúrgica, aunque la hernia de la que debía ser intervenido fue creciendo de modo “desproporcionado”, y pese a que los antecedentes patológicos ya señalaban los riesgos que corría.

Según la denuncia, en la intervención se comprobó que al paciente “se le había necrosado la mayor parte del intestino y complicado en grado muy importante las posibilidades de supervivencia”.

Según mantiene la familia de Manuel L.B., en la denuncia, la asistencia médica que el paciente recibió el 24 de octubre de 2012 “ya permitía la sospecha abdominal de patología intraabdominal orgánica” y, pese a ello, la doctora “dejó anotado que se tenía que operar al paciente, pero con ningún criterio, ni de preferencia, ni de urgencia”.

La denuncia atribuye la muerte de Manuel L.B. al “dilatado” plazo de tiempo transcurrido entre visitas, teniendo en cuenta la “gravedad potencial de la enfermedad del paciente, sin que se hiciese nada para adelantar la intervención”.

El Hospital de Bellvitge asegura que la asistencia médica fue la adecuada
Adecuada”, y es que así califica el Hospital de Bellvitge mediante un comunicado, la asistencia médica prestada al paciente, “teniendo en cuenta el estado y la evolución de las múltiples patologías que sufría” y que su intervención se tramitó como “preferente”.

Según la versión del centro, en el caso de Manuel.L.B., fue intervenido en 2009 de una patología oncológica y, tiempo después, fue operado debido a una eventración de la herida. A raíz de varias recaídas con nuevas complicaciones, prosigue el comunicado, el paciente entró en lista de espera para ser intervenido y, “cuando se detectó que su situación clínica se agravaba, la operación se priorizó como preferente”.

El Hospital muestra su convencimiento de que el paciente, Manuel L.B., recibió “toda la atención necesaria” pero lamenta que “no se pudo hacer nada por salvarle la vida”, por lo que traslada su pésame a la familia.

Abierta una investigación por el Síndic de Greuges
El Síndic de Greuges (Defensor del pueblo catalán), Rafael Ribó i Massó, ha abierto una investigación para esclarecer las circunstancias de la muerte de este paciente del Hospital de Bellvitge  que tuvo que esperar 22 meses para ser operado de una hernia abdominal, pese a tener una catalogación de preferente.

En un comunicado, el defensor del pueblo catalán ha explicado que se ha dirigido “con carácter urgente” a la Conselleria de Salud de la Generalitat para pedir información sobre el caso, así como sobre los protocolos y criterios de priorización previstos en Bellvitge.

Destacar que, a partir de una queja recibida por tiempo excesivo de espera en una intervención en Bellvitge, Ribó ya alertó en 2014 de que en el centro había “una organización insuficiente para garantizar el derecho de los ciudadanos a la atención sanitaria en un plazo razonable”. El año pasado, el defensor del pueblo catalán abrió cuatro actuaciones de oficio sobre listas de espera y tramitó 261 quejas, 159 sobre intervenciones quirúrgicas.
..Redacción