Inicio ASP Una iniciativa global contra la tos ferina subraya la importancia de la...

Una iniciativa global contra la tos ferina subraya la importancia de la vacunación durante el embarazo

Compartir

Según las nuevas recomendaciones que ha comunicado la Global Pertussis Iniciative (GPI, Iniciativa Global contra la Tos Ferina), las mujeres embarazadas deben vacunarse contra dicha enfermedad en cada embarazo para proteger a sus hijos de la infección. El GPI es un foro científico de expertos encargado de hacer frente la tos ferina a nivel mundial.

Otro método, aunque menos eficaz, se trata de una estrategia preventiva denominada en inglés como “cocooning”, que literalmente significa “envolvimiento”. Dicha práctica consiste en que todas las personas que tienen contacto directo con el niño se vacunen contra la tos ferina.

La tos ferina se puede transmitir a través de pequeñísimas gotas, como de aerosol, a través de un estornudo o el contacto directo con el moco o secreciones nasales o de la garganta. Aunque la vacuna está disponible y su cobertura llega a la mayoría de regiones del mundo, la enfermedad sigue siendo un problema de salud global, según describen los autores.

Muchos países con una larga historia de la vacunación contra la tos ferina rutinaria han experimentado un resurgimiento reciente de la enfermedad, sobre todo entre niños mayores, adolescentes y adultos“, explican los investigadores. “Uno de los factores que puede estar contribuyendo a esto es la inmunidad menguante, que se ha observado a pesar de la vacunación“, continúan.

Los recién nacidos hasta los bebés de 6 meses corren un mayor riesgo de complicaciones relacionadas con la tos ferina, el peligro puede ser mortal. Además, los niños tienen un mayor riesgo de contraer la enfermedad ya que, aquellos que se encuentran entre las primeras 6 semanas de vida, son demasiado pequeños para ser vacunados y los mayores están en riesgo hasta completar su ciclo de vacunación.

La vacunación durante el embarazo es la estrategia de prevención primaria y la más importante, ya que ofrece una protección directa al bebé a través de la transferencia pasiva de anticuerpos contra la tos ferina de la madre al feto. Es seguro y eficaz y tiene ventajas logísticas sobre la estrategia de cocooning.

La protección que brinda el cocooning a los niños es indirecta. Las familias que utilizan esta estrategia deben realizar el cocooning completo, una total inmunización de la familia. Cuando esto no es posible, la inmunización sólo de la madre proporciona una protección limitada al bebé.

Los autores además señalan que el cocooning puede ser costoso y necesita de muchos recursos para ponerse en práctica, ya que es necesaria una mayor dotación de personal cualificado. Además, advierten que puede ser difícil obtener la aceptación de las familias.
..Amaya Lujambio