No se pierda

El CNIO, con Blasco y Barbacid, consigue drásticas mejoras para tratar el carcinoma de pulmón

14 de mayo, 2015
CNIO Blasco Barbacid

El carcinoma de pulmón es el tipo de cáncer que más muertes causa anualmente a lo largo de toda la geografía mundial. Una investigación liderada por un equipo del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha descubierto una nueva estrategia para combatir el cáncer, totalmente diferente a las ensayadas hasta ahora. Lo que han logrado ha sido frenar la división y reproducción infinita de las células cancerosas mediante el ataque a una proteína que protege a los cromosomas gracias a una innovadora y efectiva diana terapéutica: los telómeros.

La revista ‘EMBO Molecular Medicine’ ha publicado esta semana el trabajo que demuestra por primera vez que los telómeros -estructuras que protegen los extremos de los cromosomas- pueden ser una diana efectiva contra el cáncer y revela cómo el bloqueo del gen TRF1, esencial para los telómeros, induce drásticas mejoras en ratones con cáncer de pulmón.

Previamente se sabía que cada vez que una célula se divide, duplica su ADN, que está empaquetado en los cromosomas, pero en cada división celular, los telómeros se van haciendo cada vez más cortos, y una vez que son excesivamente cortos se vuelven tóxicos para la célula, que deja de replicarse y es eliminada por el propio organismo. Sin embargo las células cancerígenas apenas tienen variación en el tamaño de los telómeros, por eso las vías de investigación estaban orientadas a inhibir la telomerasa de sus células para frenar el crecimiento del cáncer.

Sin embargo, este equipo que cuenta con María Blasco, directora del CNIO y su predecesor, Mariano Barbacid, han utilizado una de las shelterinas que protegen a los telómeros, la TRF1, y la han desbloqueado destruyendo este escudo protector de los cromosomas del cáncer, cuyas células mueren de forma inmediata.

La idea de atacar las shelterinas no había sido probada hasta ahora por el temor a sus efectos secundarios, ya que esta proteína también se encuentra en las células sanas.

La propia Blasco ha asegurado que “han sido más de 4 años de trabajo porque la validación de dianas en modelos animales es un proceso costoso y lento, pero tiene la enorme ventaja de que los resultados son claros y concluyentes“.
..Alfonso González