No se pierda

A la oposición madrileña no le gusta la apuesta de Cifuentes por la sanidad pública

15 de mayo, 2015
Cristina Cifuentes Sanidad Publica

La precariedad, la falta de personal y recursos, y los contratos incluso por horas, están al orden del día en la sanidad pública” aseguran desde las filas de la oposición en la comunidad de Madrid, y es precisamente ese es uno de los puntos en los que trabaja el equipo de Cifuentes, que se ha comprometido a mejorar las condiciones laborales de los médicos y recordó que “hay médicos que llevan en situación interina desde hace 10 años y cada tres meses se les renueva”. Esto sucede porque “no se puede plantear una política sanitaria sin la interlocución“, ha dicho la candidata del Partido Popular. Sin embargo, no hay mejoras salariales ni de condiciones laborales en las propuestas de los que atacan el concepto de sanidad de Cristina Cifuentes.

La propia Cifuentes es consciente de que sigue estando en política gracias a la sanidad pública que le salvó la vida, mientras que desde algunos de los partidos más intransigentes, sin embargo, simplemente “utilizan” la situación social de la sanidad, sin explicar de dónde se sacarán los fondos para finalizar las llamadas “ Acabar con los procesos de privatización previos junto a la consideración de la recuperación por parte del sector público de los centros privatizados (hospitales, centros de atención primaria, centro de transfusiones…) y freno a las otras estrategias privatizadoras implementadas como las derivaciones a centros privados desde centro públicos.”.

El “cacareado” control de la industria farmacéutica mediante control de gasto, control de precios y potenciación de las agencias de evaluación de tecnología independientes no es como se va a mejorar un sistema sanitario.

Sin embargo Cifuentes sí habla de abrir los quirófanos por las tardes, de abrir nuevos centros de atención primaria, mejorar las urgencias… propuestas dirigidas a tener una mejor atención con los pacientes, que redunda directamente en una mejora de las condiciones de los médicos que ya ha sufrido mucho.

Cifuentes es consciente de la necesidad de que la sanidad debe servir a los ciudadanos, de hecho, las encuestas dicen que nueve de cada diez pacientes le da un sobresaliente a la sanidad madrileña, por tanto los cambios drásticos son un riesgo que solo quieren asumir los que no tienen nada que perder. Los tres partidos (PP, PSOE y Podemos) coinciden en la necesidad de mejorar los servicios para los pacientes y la Atención Primaria, así como la asistencia hospitalaria y la atención en patologías como el cáncer y las enfermedades raras.

En un debate televisado, el candidato de Podemos explicaba que “acabará con el sistema de derivación a la sanidad privada”, sin tener en cuenta que el sector sanitario privado supone cerca de 34.754 millones de euros, el 3,38% del Producto Interior Bruto (PIB), y que todas esas inversiones, servicios y puestos de trabajo no se pueden perder.

María José Sánchez Rubio, secretaria federal de Sanidad, ha afirmado también, que “la Sanidad pública debe volver a ser un derecho universal”, lo mismo que ha dicho el ministro Alfonso Alonso (los inmigrantes en situación irregular volverán a tener derecho a la atención primaria en el Sistema Nacional de Salud), pero desde el bando socialista se pide que se tenga fe en sus palabras, a la vez que se asegura que no se llegará a ningún pacto con el Partido Popular.
..Alfonso González