No se pierda

Cristina Cifuentes: “El médico debe ejercer siempre un papel de liderazgo dentro del sistema sanitario”

18 de mayo, 2015
Cristina Cifuentes Entrevista

Cristina Cifuentes, candidata del Partido Popular a la Comunidad de Madrid, ha atendido a iSanidad. Lo mejor de la Sanidad para exponer lo más importante de su programa electoral, en el que destacan algunos puntos muy alineados con las necesidades de los propios médicos, a los que quiere dar un protagonismo real, un futuro y agradecer el esfuerzo realizado durante este duro periodo de crisis. No esconde su interés por seguir haciendo cambios que ayuden a mejorar el sistema, pero teniendo al médico como pilar básico y vertebrador del sistema sanitario público, que quiere que siga “siendo universal, de uso gratuito y de la máxima calidad”.

¿Tiene el Partido Popular que apostar por una sanidad madrileña diferente porque ahora está Cristina Cifuentes al frente?, ¿proponer mejoras es criticar lo anterior?
Lo primero que tengo que dejar claro es que no apuesto por una sanidad diferente, sino por consolidar y potenciar aún más lo mucho y bueno que se ha conseguido en todos estos años de gobierno del Partido Popular de Madrid, tras la recepción de las transferencias sanitarias.
Cualquier persona que estudie el programa sanitario que ofrecemos a los ciudadanos de Madrid verá que lo que pretendemos para los próximos cuatro años es incidir en la mejora de la eficiencia, la calidad y la accesibilidad de nuestro sistema: nuevos planes de salud, mejora de la comunicación entre niveles asistenciales, incremento de la actividad, más calidad asistencial y confort para el paciente, menores tiempos de espera, etc… es decir, pretendemos seguir construyendo sobre los sólidos cimientos que nos han dejado los ejecutivos anteriores. Por el contrario, son nuestros adversarios políticos los que han optado por articular sus propuestas en sentido negativo y han basado sus programas en revisar y poner en cuestión muchos de los logros que en materia de sanidad hemos conseguido entre todos.
Nuestra propuesta por tanto puede resumirse en que queremos que nuestro sistema sanitario continúe siendo universal, de uso gratuito y de la máxima calidad; que es justo lo mismo que siempre ha propuesto el Partido Popular en Madrid, primero con Esperanza Aguirre y luego con Ignacio González.

Madrid tiene uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, ¿nos podemos arriesgar a cambios estructurales?
España en general tiene uno de los mejores sistemas del mundo, acorde con nuestro nivel de desarrollo, y Madrid desde luego ocupa una posición de privilegio como se desprende de muchas evaluaciones, por ejemplo de la que en materia de atención especializada ha realizado la consultora KPMG, que ha seleccionado a cinco hospitales madrileños entre los diez primeros de España, entre ellos los tres primeros.
Se trata de un logro del que sentirnos legítimamente orgullosos, porque es el fruto del esfuerzo de varias generaciones y de muchos gobiernos, de todo signo político. También es una muestra de lo que se puede conseguir cuando se opta por consolidar y avanzar, en lugar de cuestionar y deshacer, por eso creo que se equivocan quienes plantean una política sanitaria que más bien parece una enmienda a la totalidad al trabajo de quienes nos han precedido en la labor de gobierno.
También hay que dejar bien claro que esa afirmación tan rotunda sobre la calidad de nuestra sanidad no debe hacernos caer en la complacencia, porque siempre se puede hacer más y porque los cambios son siempre necesarios ya que nuestra sociedad es dinámica y las necesidades de salud, e incluso en el modo de enfermar, no son ahora las mismas que hace veinte años. En todo caso los pasos que se den deben ser meditados y avalados por el mejor criterio científico, sin perder de vista la sostenibilidad del sistema y con cuatro pilares básicos que son: la austeridad centrando el presupuesto en el paciente; la calidad desde la educación y formación del ciudadano para que aproveche mejor las instalaciones y los servicios sanitarios y adecue sus hábitos de vida a estándares saludables; la prestación, simplificando al máximo los trámites administrativos que se interponen entre paciente y médico, entre usuario y los centros sanitarios y entre el ciudadano y la capacidad de elección ( debemos hacer normal en la sanidad pública lo que en la calle es normal) y suficiencia presupuestaria, como base del modelo público de prestación de servicios y elemento clave para la buena gestión y la eficiencia.

Eliminar los conciertos con la sanidad privada significa eliminar miles de puestos de trabajo, ¿es realista contemplar algo así?
Por supuesto que no es realista y sólo puede provenir de quien no aspira de verdad a gobernar. La figura del concierto sanitario está contemplada en la Ley General de Sanidad que en su día aprobó el PSOE y han asumido los posteriores gobiernos del Partido Popular en España, y permite que el sistema sanitario público sea más flexible, al ampliar su oferta de servicios cuando es necesario, sin necesidad de aumentar su dimensión. Además, y como he dicho en alguna ocasión, al paciente necesita una prueba diagnóstica lo que le importa es que se realice a la mayor brevedad posible y no dónde se le practique.
Tampoco hay que olvidar que la colaboración con el sector privado ha permitido que, en un período de crisis tan grave como el ahora estamos comenzando a dejar atrás, Madrid haya sido capaz de abrir tres nuevos hospitales que ofrecen asistencia sanitaria pública en Torrejón de Ardoz, Collado Villalba y Móstoles.
Dicho esto, también quiero dejar claro que nuestra propuesta para los próximos cuatro años no pasa por aumentar la colaboración con el sector privado, sino por aprovechar todas las posibilidades de los centros públicos con, por ejemplo, una mayor actividad en los turnos de tarde.

Los médicos necesitan estabilidad laboral, quizá más que otros sectores porque tratan a pacientes, ¿cómo se les puede garantizar esta estabilidad?
Hemos pasado unos años en los que, en general, las tasas de reposición fijadas por el último gobierno socialista de España en materia sanitaria han sido claramente insuficientes, incluso teniendo en cuenta la delicada situación económica. El actual gobierno ya ha incrementado esa tasa del 10 al 50%, algo que ha sido posible gracias a una política económica y presupuestaria más rigurosa y que, a su vez, nos permite enfocar el problema de la estabilidad en el empleo dentro de una estrategia de recursos humanos a largo plazo.
Como primera medida en todo caso, queremos terminar de homogeneizar el régimen de vinculación laboral en los centros públicos, para lo cual queremos concluir lo antes posible la plena integración del personal de los nuevos hospitales en el SERMAS, ya iniciada por el Gobierno actual, que ofrecerá a varios miles de profesionales sanitarios no sólo estabilidad sino una auténtica carrera profesional dentro del sistema.

En el pasado se ha hablado de planes para la hepatitis C, planes para las enfermedades infecciosas… ¿son los médicos los que vertebran la sanidad?
No sólo en el pasado sino también en el futuro, porque mi programa incluye la realización de planes específicos para pacientes crónicos, patologías poco frecuentes o enfermedades oncológicas, entre otros.
En cuanto a la pregunta propiamente dicha, desde luego el médico debe ejercer siempre un papel de liderazgo dentro del sistema sanitario y en particular en la articulación y puesta en marcha de planes de salud, como no puede ser de otra manera.
En todo caso el liderazgo lleva implícitos conceptos tales como colaboración e integración, y por este motivo incidimos de forma especial en nuestro programa en la necesidad de sumar esfuerzos con otros colectivos sanitarios tales como la enfermería o la farmacia; porque en última instancia no debemos olvidar que nuestra prioridad es la asistencia al ciudadano, no sólo cuando se convierte en paciente sino también en la prevención de la enfermedad, para que en todo momento pueda gozar de la mejor salud posible, y creo que esto sólo se puede conseguir si, partiendo de la base del mejor criterio científico que nos ofrece la medicina en cada momento, podemos avanzar hacia una mayor y más estrecha colaboración entre niveles asistenciales y entre distintos ámbitos sanitarios.

¿Por qué acusan desde la oposición a Cristina Cifuentes de no tener equipo sanitario detrás?
Seguramente por desconocimiento. Tenemos desde hace mucho tiempo un sólido equipo sanitario que no es de Cristina Cifuentes sino del Partido Popular, y que se han volcado con mi candidatura para ofrecer a los madrileños su experiencia y también su ilusión para afrontar esta nueva etapa llena de desafíos, porque profesionales sanitarios de prestigio que colaboren conmigo no son sólo los de mi lista electoral, que los hay, sino un gran colectivo que forma parte o colabora tanto con la Comisión de Sanidad del partido como con el equipo redactor del programa electoral.
Quizá lo que haya podido suceder es que al realizar esa afirmación a algún candidato de la oposición le haya traicionado el subconsciente y se haya mirado en el espejo, porque a su equipo sanitario, por lo escaso de su número, puede citarlo con nombre y apellidos, algo que a mí desde luego me resultaría imposible sin pecar de injusta con los muchos profesionales que me están ayudando y me gustaría mantener en mi primer año de mandato como Presidenta de la Comunidad de Madrid una comisión que surgiendo de la Asamblea analice y proponga las líneas maestras de la sanidad madrileña en los próximos años y traerá las conclusiones y se debatirá de forma abierta por todos los partidos que podrán aportar sus reflexiones.

..Alfonso González