No se pierda

Cinco detenidos en Tarragona de una organización mafiosa por intentar comprar con 6.000 euros un riñón a un inmigrante

19 de mayo, 2015
Compra riñon

La Policía Nacional ha detenido en Tarragona a cinco personas que trataban de comprar el riñón de un inmigrante marroquí sin recursos económicos al que habían ofrecido 6.000 euros por el órgano, destinado al hijo del líder de una organización criminal internacional que se dedicaba al robo de pisos de lujo.

Y es que de esta manera, la Policía Nacional, tras más de dos años de investigaciones, en los que han sido arrestados 48 integrantes, ha culminado la desarticulación del clan Radosalevic que, de origen serbio llevaba instalado desde hace años en el sur Tarragona. El operativo final, coordinado con las autoridades alemanas se ha saldado con estas cinco detenciones más relacionadas con el intento de compra de un riñón a un inmigrante marroquí para curar al hijo del líder de la organización mafiosa, de unos 30 años de edad y también imputado en la causa.

Entre los arrestados, procedentes de la antigua Yugoslavia, hay tres españoles, tres colombianos y un marroquí. Además, gracias a la Asistencia Judicial Europea, y en el marco de la cooperación policial internacional, se han emitido tres Órdenes Europeas de Detención y Entrega sobre miembros de la organización para la imputación de 10 robos con fuerza en domicilios de Alemania.

Ambas partes cerraron el trato
La víctima rechazó la oferta cuando ya estaba en fase de estudio clínico, previa a la autorización del trasplante, motivo por el que fue secuestrado, golpeado y amenazado de muerte para que accediera a la operación, según ha informado el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, en rueda de prensa.

Los integrantes de la organización desarticulada, asentada en el sur de Tarragona, no dudaron en buscar a un individuo dispuesto a vender un riñón para realizar un trasplante ilegal al hijo de su líder. De esta manera localizaron a un hombre de origen marroquí, en situación administrativa irregular en España y en estado de extrema necesidad, a quien ofrecieron 6.000 euros por el órgano.

Para preparar el trasplante, toda vez que ambas partes cerraron el trato, se trasladaron hasta un hospital de referencia en Barcelona, donde el supuesto donante estaba efectuando todas las pruebas médicas necesarias para comprobar la idoneidad de la intervención.

Alertada la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) por los investigadores del caso, desde este momento se hizo un seguimiento estricto de todos los movimientos de la trama, siempre con el objetivo de que el trasplante no se realizara. Sin embargo, en un momento determinado, y ante el temor de no recibir la cantidad económica pactada, el donante decidió no continuar con los trámites y rechazar la operación. Ante esta decisión la organización criminal trasladó a la víctima contra su voluntad a un chalé, donde lo golpearon y amenazaron con matarlo hasta que accedió nuevamente a la intervención.

Tráfico de menores de edad
El clan traficaba con menores de edad especializadas en el acceso a las viviendas, niñas que usaron por ejemplo en dos asaltos a sendos domicilios de Madrid capital en los que se hicieron con un botín de 2.200.000 euros.

El grupo investigado basaba sus actividades delictivas en los robos con fuerza en domicilios, para cuya comisión se valían de menores de edad. La investigación ha revelado que la principal vía de captación de estas menores consistía en casarlas con miembros del clan familiar que componía la organización. Como una supuesta dote, el clan llegaba a ofrecer 100.000 euros por cada niña o incluso más, en función de sus habilidades previas para forzar puertas y acceder a viviendas.

La mujer del líder de la organización era la encargada de escoger posteriormente a las mujeres del grupo que cometerían los robos. Las seleccionadas se desplazaban desde Tarragona a Comunidades Autónomas de toda España y también a otros países de Europa.

Fue precisamente en la investigación de esta red implicada en el tráfico de menores de edad, cuando los agentes descubrieron el intento de comprar el riñón.

La investigación ha sido desarrollada por agentes de la UCDEV de la Comisaría General de Policía Judicial, las Brigadas Provinciales de Policía Judicial de Barcelona, Tarragona, Santander, Valencia y La Rioja, el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Reus, el GOIT de la División Económica y Técnica, con la colaboración de las policías de Múnich (Alemania) y de Bélgica, así como de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
..Redacción