Inicio ASP “Tratar la rinitis adecuadamente hace que la evolución del asma sea mejor”

“Tratar la rinitis adecuadamente hace que la evolución del asma sea mejor”

Compartir

La Guía Española para el Manejo del Asma (GEMA), recomienda la asociación de fluticasona y azelastina como tratamiento de primera elección para la rinitis alérgica moderada-grave, y es que así lo afirma el Dr. Vicente Plaza, coordinador de este documento de consenso y especialista en Neumología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

Según el Dr. Plaza, esta combinación (comercializada por MEDA con el nombre de Dymista) tiene “aspectos muy beneficiosos para el paciente”, ya que se ha demostrado como afirma el Dr. Plaza que “en comparación con los dos productos por separado, su asociación es más eficaz en cuanto al control de síntomas. Además, la unión de los dos fármacos hace que los pacientes experimenten más rápido una mejoría objetiva. En definitiva, se trata de una combinación muy apropiada para tratar la rinitis alérgica”.

Por su parte, el Dr. Antonio Valero, uno de los redactores de la Guía GEMA y especialista en Alergología del Hospital Clínic de Barcelona, reconoce que “la combinación de azelastina y propionato de fluticasona en un spray nasal aporta un beneficio diferencial respecto a las terapias disponibles en cuanto a eficacia, seguridad, cumplimiento y comodidad”.

Importancia de tratar la rinitis en los pacientes asmáticos
Estudios epidemiológicos han demostrado con claridad que la rinitis y el asma coexisten frecuentemente, por lo que es importante tratar la rinitis en los pacientes asmáticos, y es que la rinitis aparece asociada al asma en el 80% de los casos y condiciona su control.

En este sentido destaca el Dr. Plaza que “la rinitis forma parte del asma, no es una comorbilidad”. Cuando se inflama la mucosa nasal le llamamos rinitis, mientras que si se inflaman los bronquios le llamamos asma, “pero es la misma enfermedad que inflama diferentes partes del aparato respiratorio”, explica este experto.

Partiendo por tanto de esta realidad, el coordinador de la Guía GEMA indica que “el médico debe abordar la enfermedad en conjunto, tanto el asma como la rinitis”. Y es que un mal abordaje de la rinitis puede suponer complicaciones para el paciente asmático, como también el tratamiento de la rinitis puede mejorar parte de la respuesta al tratamiento del asma.  Al respecto, el Dr. Antonio Valero subraya que “la rinitis y el asma no deben tratarse en planos diferentes, sino que debe haber un abordaje común”. Aunque algunos estudios indican que el tratamiento de la rinitis alérgica con corticoides intranasales mejora algunos aspectos del asma, “lo cual no quiere decir que el asma no se deba tratar específicamente”, aclara el experto.

Lo ideal, según este especialista, “es que los pacientes con rinitis estén bien tratados, puesto que esto hará que controlen mejor su patología asmática, sufran menos síntomas, mejoren su calidad de vida y necesiten menos medicación”. Tal y como asegura el Dr. Valero, “tratar la rinitis adecuadamente hace que la evolución del asma sea mejor”.

Como toda enfermedad que se tercie, la prevención es fundamental para hacerla frente, en este aspecto, destaca el Dr. Vicente Plaza que desde el punto de vista preventivo en relación a la rinitis alérgica, se sabe que las personas que la padecen que todavía no tienen asma tienen un mayor riesgo de desarrollarla en un futuro. Por tanto, la frase universal de que “más vale prevenir que curar”, aquí, sin duda es una sentencia.

La Guía Gema, documento de referencia sobre el asma
La Guía Gema ha sido consensuada y elaborada por 102 profesionales sanitarios de todas las especialidades vinculadas al asma, como Neumología, Alergología, Pediatría, Otorrinolaringología, Atención Primaria, Farmacia Comunitaria, Farmacología, etc. “Es el documento de referencia inexcusable en relación a la enfermedad del asma y la rinitis”, afirma Vicente Plaza.

Los autores y promotores de la Guía GEMA pretenden que en dos o tres años todos los especialistas sanitarios de Atención Primaria y Especializada conozcan y pongan en práctica este documento de consenso. Asimismo, se ha diseñado un plan de divulgación de la guía para los pacientes, que también pueden obtener información en la página web www.gemasma.com.

Una novedad de la Guía GEMA está relacionada con la rinitis y se trata de la incorporación de información sobre la poliposis nasal. “Los profesionales que tratamos a pacientes con asma, especialmente si es grave, sabemos que la poliposis juega un papel fundamental y, por tanto, debemos tener la información necesaria para atenderles mejor”.
..Redacción