Inicio ASP Una nueva Sanidad Pública tras las elecciones del 24 de mayo

Una nueva Sanidad Pública tras las elecciones del 24 de mayo

Compartir

Con las competencias transferidas a las comunidades autónomas son los propios partidos en el Gobierno quienes decidirán la política sanitaria local, lo que puede suponer una abismal diferencia entre unas comunidades y otras, en función de lo que han ido prometiendo durante la campaña electoral los que ahora tendrán responsabilidades de gobierno.

Para explorar las posibilidades de acuerdo y diálogo entre Podemos y PSOE hay varias líneas rojas que se tratarán, bases de los acuerdos que serán de aplicación inmediata. Entre ellas están ciertas medidas que afectan directamente a la actividad asistencial.

Ambos partidos coinciden en varios puntos como la recuperación de la universalidad sanitaria, la eliminación de los copagos o la suspensión de los procesos de privatización. En la lucha contra la corrupción, el propio Pablo Iglesias tiene unas ideas muy definidas, tal como aseguró en la presentación del programa de sanidad para la Comunidad de Madrid, acusando a “los que privatizan la Sanidad y externalizan servicios” de ser “sinvergüenzas y ladrones“.

No será fácil la reversión de los contratos de gestión de hospitales públicos porque tienen grandes indemnizaciones pero las complacencias e incluso la derivación de servicios a centros privados serán estudiados muy detenidamente. Los médicos y los pacientes de Valencia, Andalucía, Extremadura o Castilla y León pueden encontrar cambios importantes.

Entre esos cambios se va a incluir la recuperación de la sanidad universal, de manera que los inmigrantes en situación ilegal van a volver a los centros de salud, a los hospitales y a recuperar el llamado “Derecho a la Salud”. De hecho tanto Podemos como PSOE fueron protagonistas de la Declaración Institucional por la Universalidad del Derecho a la Salud, un documento que se presentó en la precampaña que aseguraba que se ejecutarían “todas las acciones precisas que garanticen la restitución efectiva del derecho universal a la salud para todas las personas que viven en España en todos los ámbitos territoriales donde tengan participación en el gobierno como resultado de las próximas elecciones municipales, autonómicas y generales“.

La actual alta presión asistencial se incrementará más todavía porque esta atención a inmigrantes se ha convertido en un objetivo prioritario, con el añadido de que no se conocen todavía las partidas presupuestarias que van a reducirse para sostener esta propuesta. Para ampliar coberturas hay que ampliar plantillas, y esto supone un inyección económica pública arriesgada en un momento en el que lo que no sobra es presupuesto.
..Dr. Felipe Hernández Bermúdez