Inicio ASP AMYTS denuncia deficiencias graves en el Hospital La Paz

AMYTS denuncia deficiencias graves en el Hospital La Paz

Compartir

La Normativa Europea EN-13795 relativa a paños, batas y trajes de aire limpio quirúrgico señala que tanto si se hace con medios propios, como en el caso de que el hospital haya elegido contratar el servicio de lavandería con un procesador externo, “el personal médico tiene la obligación de asegurar la calidad de los sistemas de sanidad, además de la seguridad de los pacientes”. El objetivo de esta normativa es prevenir la transmisión de agentes infecciosos entre los pacientes y personal quirúrgico durante una intervención quirúrgica, asegurando que los productos mantienen todas sus propiedades en cada uso.

Desde esta responsabilidad, la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) denuncia graves irregularidades en el servicio de ropa quirúrgica y de pacientes del Hospital La Paz.

Desde hace meses, pero agudizado en las últimas semanas, hay problemas en numerosos uniformes que se entregan a los profesionales. Parece que durante los fines de semana, se entrega un uniforme el viernes y hay dificultades para tener más uniformes para sábado y domingo durante la guardia. También hay carencia en cuanto a la calidad de la ropa entregada, en ropa de camas clínicas para los pacientes y en los uniformes. Observándolas, puede apreciarse que se entregan húmedas cuando al entregarlas dicha la humedad no debe sobrepasar el 20%.

La Paz tiene contratado su servicio de lavandería con las empresas del Grupo Empresarial ONCE, desde el 3 de octubre de 2013, por adjudicación del Servicio Madrileño de Salud. Dicho contrato, afecta a 19 hospitales públicos de la Comunidad de Madrid, incluido La Paz, por un importe de 47,5 millones de euros por un periodo de 48 meses.

La Gerencia ha optado por comprar durante este año material textil nuevo: uniformes, batas, ropa de cama, etc., habiendo agotado su partida presupuestaria al efecto en febrero, sin que se haya controlado el problema, puesto que dicha ropa nueva enviada a limpiar vuelve de la lavandería externalizada junto con el resto presentando graves deficiencias de limpieza que impiden su uso.

La paradoja más llamativa es que estas compras de material textil se están haciendo a costa del presupuesto de La Paz, como un añadido al canon que ya se está pagando por un servicio de lavandería que resulta totalmente inadecuado.

Cabría preguntarse qué sentido tiene la externalización de un servicio que no cubre las necesidades del hospital, y que le obliga a pagar dicho servicio y a gastar además dinero público para subsanar deficiencias que no deberían producirse. ¿Por qué mantener la contratación externa, si lejos de producir algún ahorro como anunciaron sus mentores, lo que hace es incrementar el gasto? ¿Quién se beneficia realmente de este altísimo nivel de incompetencia?

La Delegación de AMYTS en el Hospital La Paz se ha dirigido a la Gerencia del centro exigiendo una solución inmediata, que no puede esperar al traspaso de poderes en la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y el correspondiente periodo de adaptación. La financiación pública de la Sanidad no puede malgastarse de ninguna manera. La Gerencia de La Paz debe asumir sus responsabilidades y actuar.