Inicio ASP El 30% de los pacientes ingresados en hospitales padece hiponatremia

El 30% de los pacientes ingresados en hospitales padece hiponatremia

Compartir

Dar a conocer y, sobre todo, familiarizar a los médicos en formación sobre la importancia de la hiponatremia es uno de los retos a los que se enfrentan los expertos en esta entidad clínica de nuestro país. Por ello, el IV Curso Grupo Joven de Hiponatremia asociada al SIADH (Síndrome de Secreción Inadecuada de la Hormona ADH), organizado por un grupo de especialistas de primer nivel con el apoyo de Otsuka Pharmaceutical, ha reunido en Madrid este fin de semana, a residentes de diferentes especialidades interesados en el tema. Especialidades tales como Medicina Interna, Endocrinología, Nefrología, Oncología y Farmacia Hospitalaria. Entre los objetivos del curso, el jefe de Sección de Medicina Interna del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago y uno de los coordinadores del Curso, el Dr. Antonio Pose, destaca el aprendizaje de los aspectos más novedosos relacionados con la hiponatremia y el SIADH, proporcionando los recursos para efectuar un correcto diagnóstico y un manejo adecuado en cada caso.

Hiponatremia, una entidad clínica infravalorada
La disminución de las cifras de sodio en sangre por debajo de las recomendadas, conocida como hiponatremia, es el trastorno más prevalente de los electrolitos (minerales presentes en la sangre y otros líquidos corporales que llevan carga eléctrica) y que afecta a más del 30% de los pacientes ingresados en los hospitales. Una de sus causas más frecuentes es el Síndrome de Secreción Inadecuada de la Hormona ADH (SIADH), que se produce por la secreción inapropiada de la hormona ADH, lo que provoca la retención de una importante cantidad de agua en el organismo. Esta agua penetra en parte en las células, con lo que la concentración de sodio en sangre disminuye.

Las manifestaciones clínicas de la hiponatremia en los pacientes son síntomas como lentitud del pensamiento y del movimiento, caídas frecuentes, somnolencia, cefalea, náuseas y vómitos, hasta llegar, en los casos más graves, a convulsiones, el coma o incluso la muerte por edema cerebral al encharcarse las células cerebrales por el agua retenida.

Se trata de una entidad clínica totalmente infravalorada en nuestro país“, apunta el especialista en Nefrología, el Dr. Iñaki Cornago, que es además, el otro coordinador del Curso, “entre otros motivos, porque erróneamente se cree que es asintomática en un gran porcentaje de casos”. Según explica el Dr. Cornago, sabemos que niveles de sodio en sangre muy cercanos a los normales -136-145 mmol/L de suero- pueden provocar alteraciones en los pacientes.

Existe una falta de conciencia de que la hiponatremia es una entidad clínica y ese es uno de los principales problemas a los que se enfrentan hoy en día los profesionales sanitarios para tratarla adecuadamente”, añade el Dr. Cornago, quien además afirma que “la hiponatremia corre el riesgo de pasar desapercibida en un gran número de ocasiones y esto hace que se le haga menos caso del que requiere”. Los expertos coinciden en que esto supone un gran problema, ya que se sabe que los pacientes con hiponatremia tienen un tiempo de ingreso mayor en hospital y que existen muchas complicaciones asociadas a la hiponatremia, pudiendo ocasionar incluso la muerte, especialmente en el paciente anciano, principal grupo de riesgo de este trastorno hidroelectrolítico.

Tolvaptán, un nuevo enfoque en el tratamiento de la hiponatremia
Desde hace unos años disponemos en Europa y en España de tolvaptán, primer fármaco específico capaz de antagonizar el efecto de la hormona ADH a nivel renal, impidiendo la retención de agua y, por tanto, la corrección de la hiponatremia. “En la actualidad existe una importante experiencia con este fármaco en nuestro país, que además, ha sido el primero en Europa en consensuar y publicar un algoritmo para el manejo de la hiponatremia relacionada con el SIADH”, apunta el Dr. Pose.