No se pierda

Dr. Concha Ferrer, presidente de COMZ: El SNS tiene que acometer cambios estructurales profundos que son difíciles de llevar a cabo desde los posicionamientos políticos

10 de junio, 2015
Concha Ferrer

¿Qué le piden los médicos a los nuevos consejeros de sanidad? La Dra Concepción Ferrer es la presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza, que representa a más de 6500 colegiados. En su toma de posesión aseguró que era irrenunciable su interés en salvaguardar la profesión, defender el buen hacer y con las mejores condiciones para los profesionales, y que los pacientes reciban una medicina de calidad. Por la enorme actividad del Colegio de Médicos de Zaragoza en favor de los médicos la opinión de ladra. Ferrer debería ser muy tenida en cuenta por los nuevos consejeros a la hora de comenzar sus programas político-sanitarios.

¿Son las privatizaciones más importantes para la prensa o para los médicos?, ¿en qué afecta al médico?
Las privatizaciones en si nunca son ni buenas ni malas, de cara al ejercicio de la profesión. La privatización es mala cuando no se realizan los controles adecuados en la obtención de beneficios desmedidos; igualmente cuando los mecanismos de control del ejercicio de los profesionales, por cuestiones económicas o de rentabilidad, realizan una acción directa sobre la actividad del profesional y deterioran el resultado de ese ejercicio profesional.

¿Qué le ofrece el sistema sanitario a un médico profesionalmente?
El sistema sanitario ofrece al profesional: estabilidad, un salario no importante pero sí seguro, proyección profesional a veces compleja por importantes trabas para su desarrollo, ingresos económicos limitados pero seguros, que sin embargo a veces llevan a un conformismo con la ley del mínimo esfuerzo.
Es un sistema poco flexible, y en esa ausencia de flexibilidad y ese para todos igual, independientemente del esfuerzo que se realice, mina en muchos casos la voluntad para mejorar el sistema.
En cuanto a la asistencia a los pacientes, la saturación y la dificultad para la propia autogestión del trabajo personal condicionan que se pueda entorpecer la atención y la calidad de esta a los pacientes.
En este análisis del sistema sanitario debemos considerar que las líneas paralelas en cuanto a gestión: administrativa, médica, enfermería, ha ocasionado que el sistema se haya constituido en mucho más ingobernable; las relaciones a veces no consensuadas entre estos estamentos, en algunos casos dificultan la actividad y lo más importante actúan en contra del beneficio e interés del propio paciente.

¿Está la carrera y la actividad profesional marcada por los problemas financieros de las CCAA?
Es unánime la opinión de que los problemas financieros del SNS y de la sanidad cedida a CCAA han motivado:
– Que se haya bloqueado la carrera profesional por déficit de presupuestos y se hayan establecido diferencias importantes entre los profesionales dependiendo de la CCAA donde realicen su ejercicio profesional.
– Se han establecido también barreras en cuanto al intercambio de los profesionales entre las comunidades autónomas. Estas barreras en cuanto a baremos distintos para el acceso a plazas en cada comunidad autónoma, impiden el intercambio de profesionales y por lo tanto el progreso y enriquecimiento de la profesión.

Todos los estamentos profesionales coinciden en que la Atención Primaria es la base de todo el Sistema de Salud. ¿Qué se puede hacer para potenciarlo?
Los problemas que afectan a la atención primaria son múltiples:
– Una medicina general que ha ido cambiando su realidad con el tiempo sin embargo ha sido modificada poco, probablemente porque la imagen histórica del médico general estaba muy bien perfilada desde el principio. Se ha invertido más en tecnología y avances en especializada, lo que ha hecho sentir a la AP que estaba abandonada.
– El cambio de la población con un aumento de la esperanza de vida y la aparición de nuevos problemas basados en la longevidad, cronicidad. Ha aumentado la labor de la atención primaria, se han modificado poco sus formas de trabajo, que no se han adaptado a los tiempos y modelos de paciente
– El envejecimiento de la plantilla de profesionales sobre todo en las grandes ciudades donde las plantillas envejecidas adolecen de poca capacidad creativa.
– La llegada de la informática que aunque será en un futuro muy próximo una importante ventaja en el ejercicio profesional, en la actualidad obliga a los profesionales a utilizar una herramienta con la que no están familiarizados, complicando su ejercicio de todos los días.
– Las dificultades de relación entre la primaria y especializada que se han mantenido distantes no propiciándose mecanismos de interrelación desde los gestores sanitarios Fallo en la gestión que ha propiciado el alejamiento del que adolecen.

¿Hay alguna institución que “realmente” esté representando al médico y sus intereses profesionales?
Creo que en la actualidad el representante de los intereses de los profesionales son los colegios de médicos.
La posición de defensa de la profesionalismo es decir, de la deontología médica, de la ética, del buen ejercicio de la profesión, manteniendo en sus contextos los criterios de productividad, eficacia y eficiencia, que aun siendo imprescindibles para el buen desarrollo de la profesión y en beneficio de los pacientes, donde los costes tiene un papel importante, pero deben de ser vigilados para que en aras de ellos, no se ponga en riesgo ni la calidad ni la atención a los pacientes.

¿Por qué no terminan los representantes de los médicos de ser “motores” del cambio del SNS?
El cambio tan necesario en el SNS tiene que acometer cambios estructurales profundos. Estos cambios son difíciles de llevar a cabo desde los posicionamientos políticos.
Es necesaria una independencia de un sector tan importante como la Sanidad que debería estar desvinculada de los intereses políticos donde se utiliza como instrumento.
La sanidad debería desvincularse de los avatares de la política, precisaría de un gran Pacto de Estado, donde todos cedieran en sus argumentos muchas veces demagógicos, en interés de los ciudadanos. Este Pacto es necesario, para poder establecer los cambios estructurales profundos que necesita para su sostenibilidad en el futuro nuestro SNS. Hemos conseguido con el esfuerzo de todos, pero por qué no, sobre todo de los profesionales, estándares de calidad y universalidad envidiados por los países de nuestro entorno. Precisamos medidas de corrección, tras un estudio en profundidad de los fallos del Sistema, pero es necesaria la intervención de los profesionales que son los más conocedores del mismo, con ellos lograremos mejorar su rendimiento y conseguiremos esa sostenibilidad tan deseada en el tiempo de nuestro SNS.

..Alfonso González