No se pierda

Piden 10 años de cárcel a un médico de Oviedo por traficar con morfina

12 de junio, 2015
Morfina

Hasta penas que suman 10 años de cárcel, y es que eso es lo que pide la Fiscalía para un médico ovetense acusado de traficar con morfina, sustancia estupefaciente que causa grave daño a la salud.

Como informa La Nueva España, la actividad delictiva del facultativo S.G.-B.G. se desarrolló entre los años 2010 y 2013. Para conseguir esta sustancia, el acusado se la recetaba a sus pacientes con una frecuencia inusual, por la cantidad elevada de la misma, y aún cuando éstos, en atención a las enfermedades que tenían diagnosticadas, no precisaban el uso de morfina.

Durante ese trienio (2010-2013) llegó a recetar nada más y nada menos que 1.036 envases de morfina supuestamente destinados a su madre sin que los necesitase, ya que no tenía ninguna enfermedad en la que se aconsejara la administración de este potente analgésico que se obtiene de la planta del opio. También pacientes que estaban en centros psicogeriátricos y que no precisaban este medicamento, e incluso pacientes fallecidos, fueron víctimas de este médico de la capital ovetense, según se indica en el escrito de acusación.

Según recoge La Nueva España, el Ministerio Público sostiene que el acusado que, está vinculado a un centro residencial y a una clínica de belleza de la ciudad de Oviedo y también centros privados y mutuas de Avilés y Langreo, aprovechando su habilitación para extender recetas médicas, obtuvo elevadas cantidades de Cloruro Mórfico Braun 2%, que es uno de los nombres comerciales de la morfina

Una vez que obtenía esta sustancia estupefaciente y gravemente lesiva para la salud, de conocido poder adictivo, el médico la vendía a terceras personas, según mantiene la Fiscalía en su escrito.

La mayoría de sus pacientes que figuraban en las recetas estaban ingresados en centros psicogeriátricos y eran asistidos por el propio acusado que, disponía de una copia del DNI de ellos, lo que le facilitaba obtener por sí mismo de manera directa el medicamento prescrito.

En tres años recetó cerca de 1.500 envases de morfina
Durante su actividad delictiva recetó cerca de 1.500 envases de éste fármaco, 1.036 de ellos a nombre de su madre.

Según el ministerio público, a otros 11 pacientes les recetó en ese mismo periodo de tiempo otros 438 envases, todos ellos, al igual que los que prescribió a nombre de su madre, de 10 ampollas cada uno.

Pero S.G.-B.G. iría más allá recetando morfina, y es que según el fiscal, habría recetado hasta 12 envases de este analgésico a nombre de cinco pacientes el mismo día que fallecieron o en días posteriores a sus muertes. Y de nuevo, como en el caso de su madre y de los demás pacientes, ninguno presentaba enfermedades que demandaran el uso de morfina que les prescribió. Por ello, se desprende que dicha tenencia fue destinada al tráfico ilícito a terceras personas, según indica la Fiscalía en el escrito de acusación.

Según esta hipótesis, la Fiscalía no considera la posibilidad de que los 1.486 envases que habría conseguido de forma fraudulenta y que hacen un total de 14.860 dosis de cloruro mórfico, fuese para consumo propio.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública, relativo a sustancias que causan grave daño a la salud y de un delito continuado de falsedad en documento oficial, por lo que solicita que se condene al acusado a siete años de prisión por delito contra la salud pública e inhabilitación especial para el ejercicio de su profesión por el tiempo de la condena y, por el segundo de los delitos, tres años de prisión, multa de 12 meses con una cuota diaria de 15 euros (5.400 euros), con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago, e inhabilitación especial para el ejercicio de su profesión por el tiempo de la condena.
..Redacción