Inicio ASP López Arribas consuma su “traición” y se posiciona contra los médicos de...

López Arribas consuma su “traición” y se posiciona contra los médicos de Madrid

Compartir

La presidenta del Colegio de Médicos de Madrid, como si de una marca blanca se tratara, sigue haciendo campaña para las próximas elecciones del ICOMEM a favor de Miguel Angel Sánchez Chillón y Asun Rosado. La puesta en escena de su pseudo-asamblea ha sido preparada con un cuidado infantil, a pesar de que ya se ha avisado de las posibles consecuencias de su acción. Sólo una cincuentena de médicos (son 40.000 en Madrid) han secundado su “obra”.

A través de los medios de comunicación afines, López Arribas había convocado una reunión a la que ella ha querido llamar “Asamblea de Compromisarios”, pero que no ha cumplido ninguno de los requisitos necesarios, de hecho solo era una llamada personal: no ha habido convocatoria, no se ha mandado “el plan” a todos los compromisarios, y solo han acudido médicos amigos (compromisarios y no compromisarios). Este grupo de amigos que han asistido han pretendido usurpar las funciones de la Asamblea de Compromisarios, el órgano máximo de gobierno del Colegio, seguramente sabiendo que era ilegal. A partir de ahora la Comisión Deontológica tendría legitimidad para entrar “de oficio” contra todos los asistentes. Para mayor “mofa” parece que López Arribas también ha utilizado su correo electrónico personal para convocar a los médicos porque una vez que está imputada por revelación de secretos ya no parece importarle utilizar los datos personales de los médicos.

Al “esperpento” de López Arribas no han faltado los médicos ilustres deseosos de tener el “bastón de mando” del Colegio, tales como Carlos Amaya, Miguel Angel Sánchez Chillón, Asunción Rosado, León Siboni, Yolanda Cabrero, Miguel García Alarilla, Juan Carlos Rocabruno… En el colmo del abuso de poder por parte de la presidenta López Arribas, Yolanda Cabrero ha sido “nominada” Secretaria y León Siboni Vicesecretario. López Arribas no ha especificado qué otros poderes le daba a estos nuevos cargos del Colegio que se han presentado voluntariamente.

En esta “obra” también han acompañado a López Arribas dos de los trabajadores del Colegio con los que comparte café y risas las mañanas que tiene a bien acudir al Colegio.

Entre la intervenciones han destacado la de Sánchez Chillón denunciando la actitud del resto de la Junta Directiva y la de Asunción Rosado en un diálogo, muy típico de las antiguas corralas, con la presidenta que iba respondiendo que sí a todas las preguntas que le formulaban. Pero por encima de todo ha destacado la intervención de Carlos Amaya, muy colaborativo con la presidenta, que ha marcado cada paso que había que hacer recalcando que se votara el único punto del orden del día, que se registraran ante el notario que allí estaba todos los asistentes…

Después de la Mesa de Atención Primaria del día anterior Sánchez Chillón y Asun Rosado comieron con López Arribas, y puede darse la posibilidad de que hablaran de como afrontar esta parodia. En el colmo de falta de libertad los asistentes han tenido que firmar ante el notario cuál era su voto ante la mirada inquisitorial de la presidenta.

Las ganas de Miguel García Alarilla de volver al Colegio le han debido impedir la denuncia de lo que allí estaba sucediendo. Su silencio tácito es un nuevo apoyo a los Cabrero, Sánchez Chillón y Rosado que defienden tesis parecidas a las de los partidos de la izquierda radical, mientras que a él se le reconoce su vinculación al Partido Popular gracias a su hermano que fue concejal en Madrid.

López Arribas no ha contado en su intervención quien soporta los gastos que le está ocasionando su “desobediencia”. Sería bueno que explicara quien ha pagado al notario, si tiene algún acuerdo con los abogados que le llevan los temas legales o si tiene algún patrocinador.
..Alfonso González