No se pierda

Un nuevo medicamento que puede reducir el colesterol de forma más efectiva que las actuales estatinas, acaba de darse a conocer en EE.UU.

19 de junio, 2015
Alirocumab

Dos estudios recientes acaban de dar a conocer el descubrimiento de un medicamento para reducir el colesterol de forma más efectiva que se combinan con las estatinas, superando a otros fármacos añadidos ayudando a los pacientes difíciles de tratar.

Se trata del medicamento conocido con el nombre de Alirocumab. Un anticuerpo inyectable que funciona de forma distinta que las estatinas al aumentar la capacidad del hígado de eliminar el colesterol LDL de la sangre. El valor de este medicamento es que reduce el colesterol en pacientes que no pueden tolerar las estatinas, o en los que con ellas no lo reducen.

Los dos nuevos estudios que sobre él se han realizado, dados a conocer recientemente preven más evidencias sobre su eficacia para reducir el colesterol LDL en pacientes tratados con estatinas y en los intolerantes a las mismas. Los resultados son impresionantes“, ha señalado el Dr. Gregg Fonarow, profesor de medicina de la Universidad de California, en Los Ángeles, que no participó en ninguno de los mismos.

Ambos estudios fueron financiados por Amgen, su laboratorio fabricante, y los resultados fueron presentados en la reunión anual del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology), en Washington, D.C.

“El Alirocumab podría facilitar una opción efectiva para los pacientes que necesitan una mayor reducción del LDL”, comentó la Dra. Jennifer Robinson, directora del Centro de Intervenciones de Prevención del Colegio de Salud Pública de la Universidad de Iowa, y autora del primer estudio.

En ese ensayo, se añadió Alirocumab a estatinas como atorvastatina (Lipitor), rosuvastatina (Crestor) y simvastatina (Zocor). El ensayo, en el que participaron casi 1,900 pacientes, también comparó la efectividad del Alirocumab contra la ezetimiba (Zetia), otro fármaco que se puede añadir a la terapia con estatina para reducir más el colesterol.

Alirocumab reduce más el colesterol, entre un 65 a 75 por ciento, cuando se añade a una estatina. El Alirocumab reduce el colesterol LDL más que la ezetimiba, una reducción del colesterol LDL adicional del 15 al 20 por ciento, cuando se añade a una estatina“, señaló Robinson.

Se está llevando a cabo un ensayo [distinto] para determinar si añadir Alirocumab reducirá más el ataque cardiaco y el accidente cerebrovascular (ACV) en los pacientes de enfermedad cardiovascular tratados con estatina“, añadió.

Para el segundo ensayo, un equipo de investigación liderado por el Dr. Erik S.G. Stroes, presidente del departamento de medicina vascular del Centro Médico Académico de Ámsterdam, halló que el Alirocumab era más efectivo que Zetia para reducir el colesterol más allá de lo que las estatinas pueden lograr solas.

Los investigadores trataron a 307 pacientes con dicho fármaco o con la muy usada Zetia. El colesterol LDL se redujo incluso un 56% en los pacientes que usaban solo “Alirocumab”. Esa reducción fue casi un 39 por ciento mayor que la lograda por Zetia, apuntó.

Hay otro buen tratamiento alternativo para los pacientes que experimentan efectos secundarios graves a la terapia con estatinas. La combinación de un efecto robusto de reducción del colesterol con unos efectos secundarios mínimos hace del evolocumab un tratamiento promisorio para los pacientes que no toleran la terapia con estatinas”, apuntó Stroes.

El Dr. David Friedman, jefe de los servicios de insuficiencia cardiaca del Hospital Franklin en Valley Stream, Nueva York, apuntó que alcanzar las metas de reducción del colesterol LDL en los pacientes cardiacos de alto riesgo plantea unos desafíos continuos.

El Alirocumab parece promisorio, “pero debemos esperar más medidas basadas en los resultados para demostrar una reducción real en los ataques cardiacos y los ACV para mostrar el verdadero beneficio a largo plazo del evolocumab“, planteó Friedman.

Otra experta, la Dra. Tara Narula, directora asociada de la unidad de atención cardiaca del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, se mostró de acuerdo. “Necesitamos más investigación antes de que podamos decir definitivamente que este agente es seguro y efectivo. No sabemos cómo simplemente reducir el colesterol LDL se traduce en los resultados cardiovasculares generales“, comentó.

Narula anotó que los estudios sobre Zetia no mostraron una reducción de los ataques cardiacos ni de los ACV, aunque el fármaco redujo el colesterol efectivamente. “Debemos esperar los resultados de un ensayo distinto que se está llevando a cabo para ver si reducir el colesterol LDL por debajo de los niveles estándares sí se traduce en una reducción de los eventos cardiovasculares con el tiempo. Ese es el tipo de investigación que necesitamos antes de cambiar nuestra práctica clínica“, comentó.

Los estudios presentados en reuniones médicas por lo general se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.
..Lola Granada