Inicio ASP “Comencemos a mejorar la Atención Primaria de Salud”

“Comencemos a mejorar la Atención Primaria de Salud”

Compartir

El Colegio de Zaragoza ha acogido el pasado sábado una Jornada sobre Atención Primaria con participación de Sociedades Científicas del ámbito de la Medicina de Atención Primaria y Pediatría, Plataformas, Colegios Profesionales de Aragón y representantes de dos partidos políticos con representación parlamentaria en las Cortes, Partido Socialista y Ciudadanos, los únicos que han respondido a la invitación cursada desde la institución colegial.

Tras unas palabras de bienvenida a cargo de la Presidenta del Colegio de Zaragoza, Concha Ferrer, la jornada ha comenzado con la ponencia de Juan Simó, Médico de Familia del Centro de Salud Rochapea de Pamplona, bajo el título Una buena sanidad pública universal exige una atención primaria fuerte y para todos. En ella Simó ha señalado que “tenemos una sanidad pública UNIVERSAL de facto, no de iure“. Y se ha preguntado si, realmente, la Atención Primaria es “puerta de entrada“, “eje” o “corazón” del sistema.

El Médico de Familia en Pamplona ha defendido que la APS no es una parte del sistema, sino que es el sistema. Y tras señalar que se lleva 37 años dándole vueltas a lo mismo se ha preguntado por las causas. A su juicio, la baja inversión en atención primaria y la medicina de excesos ha provocado un “Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH)“. En su opinión, cada vez se presta menos atención a la persona, y se derrocha más acción que reflexión; cada vez se intensifica más la actividad diagnóstica y terapéutica.

En opinión de Simó, “reducir el crecimiento del gasto hospitalario y aumentar el de primaria, atenuaría la práctica de una medicina de excesos y mejoraría la equidad y la eficiencia del sistema“.

Juan Simó se ha preguntado qué podrían hacer los políticos para mejorar la APS. Y les ha señalado varias pistas de actuación: incentivar notablemente la longitudinalidad; incentivar notablemente la oferta horaria presencial de tarde, la accesibilidad telefónica (fuera horario presencial); incentivar notablemente la capitación (tamaño cupo) y la penosidad (ruralidad, aislamiento, dispersión, etc.); introducir la Medicina de Familia en la Universidad; promover la innovación organizativa (se necesita como el comer); otorgar autonomía organizativa (la máxima posible).

A continuación, Rafael de Pablo, de la Plataforma Médicos con Valor, ha presentado su ponencia Primeros pasos para la recuperación de la ilusión y esperanza del Médico de Atención Primaria.

En su opinión, “si realmente se quiere que haya un sistema público de salud eficiente y equitativo, es necesario tener una AP motivada, competente y eficaz, en perfecta coordinación y equilibrio con el hospital“. Para ello ha propuesto cinco primeros pasos:

  1. Cambios de mentalidad sobre la AP
  2. Sacar de la consulta médica la burocracia no clínica.
  3. Aumentar 2 minutos por consulta sin aumentar la agenda asistencial.
  4. Equilibrar los cupos médicos de AP por carga asistencial y no solo por número de tarjetas.
  5. Protocolos de actuación conjunta con el hospital realistas y equilibrados.

Rafael de Pablo ha propuesto la creación de un grupo de trabajo de cara a plantear que la burocracia imprescindible debe ser fácil, ágil y un en un formato único, de fácil acceso, que llevo poco tiempo y fácil cumplimentación.

Asimismo ha planteado crear una comisión para equilibrar las cargas de trabajo asistencial de los cupos médicos, “algo que se agrava en el caso de la libre elección de médico, ya que los médicos que son mas escogidos se cargan de pacientes con alto grado de consumo, siendo penalizados por aumento importante de carga asistencial y no recibir incentivos de ahorro, al tener alto consumo de recursos por estos pacientes. Todo lo contrario de los médicos a los que se le marchan los pacientes, resultando la perversidad de que es mejor que se te marchen muchos pacientes” ha señalado.

Diálogo con los representantes políticos
Tras las ponencias marco de la jornada, José Ignacio González Lillo por parte de Ciudadanos, y Sebastián Celaya por parte del Partido Socialista han planteado su visión sobre la Atención Primaria.

El representante de Ciudadanos ha defendido el compromiso de su formación con la Atención Primaria al colocarla en el centro del sistema, con una apuesta política basada en evidencias y de calidad. González Lillo ha planteado tres bloques de reformas: burocracia, tiempo y calidad asistencial. Asimismo ha defendido la necesidad de incentivar al médico.

Por su parte, Sebastián Celaya del partido Socialista ha señalado que “o somos capaces de cambiar esto o el sistema no puede seguir así”. En su opinión hay que potenciar el profesionalismo médico y hay que llegar a la exigencia de la acreditación profesional.

Posteriormente, intervenciones de los asistentes han puesto de manifiesto la necesidad de más inversión en Atención Primaria, con un subrayado para la medicina preventiva.

También para el sistema de incentivación, que tiene que cambiar (se premia a los que lo hacen mal y se castiga a los que lo hacen bien, se ha apuntado), con más formación, no con recompensa económica.

Asimismo se ha señalado la necesidad de informar más y mejor, por ejemplo, sobre gestión clínica, y se han planteado medidas contra la precariedad laboral (necesidad de oposiciones y traslados bianuales) poniendo orden con las comisiones de servicio, sacando plazas y fijando plantillas, por medio de una política de recursos humanos estricta.

Toda una batería de propuestas, en un ambiente de diálogo constructivo, que resumía Sebastián Celaya afirmando que “estamos en una encrucijada, entre todos vamos a cambiar las cosas”.

De momento, desde el Colegio de Médicos de Zaragoza, su Presidenta Concha Ferrer y varios miembros de su junta directiva han reconocido que se ha dado un paso más y han reiterado su compromiso por la mejora de la Atención Primaria.