Inicio ASP FACME muestra el compromiso de cooperación de los médicos con la sociedad...

FACME muestra el compromiso de cooperación de los médicos con la sociedad con 12 propuestas en política sanitaria

Compartir

El manifiesto que se presenta tiene por objeto poner a disposición de los ciudadanos, los partidos políticos, así como a las administraciones, la opinión y la voluntad de cooperación de los médicos sobre las políticas que se desarrollen en nuestro Sistema Nacional de Salud”, y es que así presentaba el Dr. Carlos Macaya, Presidente de FACME, el Manifiesto ‘Los retos del Sistema Nacional de Salud en la próxima legislatura’.

El Manifiesto que, ha contado con la colaboración de 42 Sociedades Científicas, y entidades como la Organización Médica Colegial (OMC), el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, la Conferencia de Decanos de Facultades de Medicina y el Foro de la Profesión Médica; y que consta de 12 propuestas en política sanitaria que como indicó Macaya presentará en las próximas fechas tanto al Ministerio de Sanidad como a los responsables sanitarios de los nuevos gobiernos autonómicos tras las recientes elecciones.

Pormenorizadamente, los 12 puntos que Macaya y el Dr. Antonio Zapatero, tesorero de FACME, y también presente en el acto explicaron, son los siguientes:

  1. Prevenir mejor que curar: debe impulsarse una estrategia nacional de salud pública que establezca objetivos y metas en materia de educación y promoción de la salud, y prevención de las enfermedades.
  2. Poner al paciente en el centro del sistema: este punto otorga al paciente un gran protagonismo, y es que lo sitúa en el centro del sistema como un agente activo. Para ello debe producirse una transformación importante en el SNS, no solamente en aspectos que hacen referencia al modelo asistencial, sino también al cómo se organiza y gestiona.
  3. Adecuar la asistencia a las necesidades de la población: se parte de una realidad, y es que el modelo asistencial del SNS gestiona mal a los pacientes con enfermedades crónicas, especialmente a aquellos con enfermedades crónicas complejas. Para paliar esa situación, se deben crear redes asistenciales para cada bloque de procesos que garanticen la atención del paciente en el lugar más apropiado en cada momento.
  4. Promover las iniciativas locales. Evitar la uniformidad impuesta desde arriba: se debe incentivar el desarrollo de soluciones locales. Las funciones de control sobre la utilización de los recursos deben ser asumidas por las administraciones sanitarias, como también la utilización de los recursos y evaluador de resultados, y descentralizar la gestión.
  5. Basar la política de personal en el desarrollo de competencias profesionales e incentivar las buenas prácticas: dos ideas importantes en este punto; en primer lugar fomentar la autonomía y responsabilidad de los profesionales, y en segundo lugar que los incentivos formen parte de la nueva política de recursos humanos basada en las competencias profesionales.
  6. Vincular el Sistema Nacional de Salud a la generación de conocimiento, a la innovación y al desarrollo productivo: la investigación puesta al servicio de la salud de los ciudadanos. Insistir y apoyar aquello que tenga valor. Para ello se debe configurar la agencia nacional de evaluación en tecnología sanitarias como una red que integre a la estatal y las de las Comunidades Autónomas.
  7. Invertir en TIC con una visión de sistema: el paciente debe estar en el centro del sistema. El desarrollo de la gestión clínica debe ser una tarea a realizar, y para lograrlo es importante contar con buenos sistemas de información.
  8. Mejorar la calidad, medir, evaluar por resultados y hacer pública la información: todos estos retos  no serán posibles de alcanzar sino hay una cooperación entre sociedades científicas y administraciones públicas sanitarias.
  9. Gobernar al Sistema Nacional de Salud para que cumpla sus objetivos: establecer un marco legal claro y actualizado para lograr un sistema equitativo.
  10. Financiar adecuadamente al Sistema Nacional de Salud: en este punto, Macaya insistió en la necesidad de hacer un esfuerzo por que el gasto sanitario público sea mayor del 6,5% del PIB, y es que para aspirar a una sanidad de calidad para todos los españoles, esto es una quimera si el gasto sanitario público se sitúa por debajo del 6,5% del PIB.
  11. Aumentar la eficiencia de los servicios, despolitizando su gestión: se debe profesionalizar la gestión de los hospitales con órganos de gobierno que garanticen la transparencia y la rendición de cuentas. Para ello se alude a la figura del gerente.
  12. Incentivar la participación de los profesionales en la gestión de los servicios: gestión clínica pero como eficiencia, no como ahorro ni privatización para mejorar la relación entre la calidad y el coste de los servicios.

..Emilio Ramirez