No se pierda

El importante déficit de pediatras supone que haya zonas en España con un 50% de niños atendidos por otros especialistas

25 de junio, 2015
AEP

Durante la presentación del proyecto de Gestión, Transparencia y Responsabilidad, de la Asociación Española de Pediatría (AEP) su vicepresidente, el Dr. Antonio Nieto, ha reconocido que no han sabido “transmitir de forma suficiente a la sociedad que existe un déficit de pediatras que puede poner en riesgo la asistencia pediátrica en el futuro en España”, y ha explicado que hay zonas en las que entre un 25 y un 50% de los niños que tienen que ser atendidos por otros especialistas.

Nieto también ha insistido en que “esta es una situación que puede empeorar en un futuro, ya que se están jubilando más pediatras de los que están saliendo nuevos“. Además ha explicado que no es algo exclusivo del ámbito rural, también de las grandes ciudades y núcleos urbanos. “Existe un déficit de pediatras importante porque los nuevos pediatras que salen tienen como objetivo, si es posible, quedarse en los hospitales trabajando en una medicina más tecnificada y sofisticada. La mayoría lo prefieren en lugar de trabajar en la Atención Primaria”.

AEP pionera en transparencia
La AEP ha desarrollado una iniciativa para marcar un proceso de transformación al que están abocadas las organizaciones de representación de los profesionales sanitarios. El proyecto busca mejorar el servicio que la AEP presta a sus asociados, a la población infantil y sus familias, a sus colaboradores públicos y privados y a la sociedad en su conjunto.

Consta de 16 procedimientos de soporte de gestión en los que se definen de forma transparente todas las actividades de la asociación.

A través de esta iniciativa, pionera en el entorno de las sociedades médico-científicas, la AEP ha establecido sistemas y procedimientos internos que garanticen de forma consistente y sostenida en el tiempo un modelo de buen gobierno corporativo basado en las mejores prácticas. “Todo ello –apunta el vicepresidente de la asociación- en aras de garantizar la responsabilidad corporativa y la transparencia en la gestión de todas las actividades de la AEP como respuesta a las expectativas y demandas de la sociedad y a la confianza que exigen los ciudadanos a una organización en la que representamos a más de 9.000 pediatras y cirujanos pediátricos en nuestro país”.

Con este proyecto, promovido desde la gerencia de la AEP y realizado en colaboración con la firma auditora y consultora EY (Ernst & Young), se quiere trasladar a la comunidad el valor profesional y social que crea la asociación y mejorar el servicio que presta a sus asociados, a la población infantil y sus familias, a sus colaboradores, tanto públicos como privados, y a la sociedad en su conjunto. Según el Dr. Nieto, “es una iniciativa con la que esperamos marcar una senda en el proceso de transformación al que necesariamente estamos abocadas las organizaciones médico-científicas y de representación de los profesionales sanitarios”.

Para Alberto Castilla, Director en EY de Reputación y RSC, “el proyecto de Gestión, Transparencia y Reputación de la AEP está en línea con la tendencia de desarrollo de buenas prácticas corporativas que, a nivel internacional y nacional, ya están poniendo en práctica las organizaciones más comprometidas con una gestión profesional de su reputación social”.

Objetivos y metodología
La puesta en marcha del proyecto de Gestión, Transparencia y Responsabilidad de la AEP se ha basado en dos objetivos claros. Por un lado, el refuerzo de la transparencia y, por otro, el análisis de la reputación y posicionamiento de la asociación. “Queríamos que el modelo de gobierno de la AEP se caracterizara por el control, la responsabilidad y la transparencia y, para ello, hemos llevado a cabo un proceso de protocolización de todas las actividades que forman parte de nuestra gestión”, destaca el Dr. Nieto, “y también, teniendo en cuenta la importancia de la percepción externa en la consecución de nuestros objetivos como asociación, decidimos realizar un análisis de la reputación y el posicionamiento, tanto de la Pediatría como de la propia AEP“.

Para ello, tal y como explica Alberto Castilla, “se identificaron todas las actividades que forman parte del modelo de gestión de la AEP, así como a los distintos actores que forman parte de cada una de ellas y se elaboraron 16 procedimientos de soporte de gestión en los que quedan claramente definidas todas las actividades de la asociación, los responsables de su ejecución y las relaciones existentes con otros procesos“. En cuanto al análisis reputacional, desde la consultora EY se planificaron y realizaron una serie de entrevistas con interlocutores de diferentes grupos de interés externos e internos: asociaciones de pacientes y fundaciones, administración sanitaria, prensa sanitaria, otras sociedades científicas, industria farmacéutica y alimentaria, junta directiva de la AEP, sociedades regionales y de especialidad, comités científicos, socios y personal.

Gracias a este trabajo se ha podido conocer mejor la percepción, tanto interna como externa, de la asociación y de la especialidad a la que representa. “Entre las principales conclusiones podemos destacar la opinión positiva que se tiene de la labor divulgativa y de gestión del conocimiento hacia pediatras, administración y sociedad que se hace desde la AEP. Y lo que es más importante de todo, el reconocimiento del rigor científico que tenemos como asociación”, destaca el vicepresidente de la AEP.

Sin embargo, también se perciben varias líneas en las que trabajar con más intensidad y que tienen mucho que ver con los principales problemas que afectan a la Pediatria: “hay un escaso conocimiento de la sociedad del déficit de pediatras y de los beneficios del modelo de atención pediátrica en España”. Por ello, uno de los aprendizajes principales que se extraen de este proyecto es la necesidad de seguir trabajando en la visibilidad de la profesión y de la AEP frente a la sociedad.
..Alfonso González