Inicio ASP Uno de cada cinco cánceres podría estar provocado por la exposición a...

Uno de cada cinco cánceres podría estar provocado por la exposición a dosis bajas de una mezcla de sustancias químicas artificiales

Compartir

Uno de cada cinco cánceres podría estar provocado por la exposición a dosis bajas de una mezcla de sustancias químicas, el llamado ‘efecto cóctel’, y es que esa conclusión se desprende del estudio que, realizado por 174 científicos de 28 países, han analizado los efectos de 85 sustancias químicas habituales.

Algunas de estas sustancias que forman parte de este cóctel, son el bisfenol A que es utilizado para fabricar todo tipo de plásticos policarbonatos, como latas de conservas o bebidas, cds e incluso biberones; los ftalatos que se añade a los plásticos para dotarlos de flexibilidad, y que está presente en productos como el esmalte de uñas, ropa, zapatos o en juguetes de los niños; y los retardantes de llamas que se añaden a una gran variedad de productos de consumo o comerciales para mejorar su resistencia al fuego como por ejemplo muchos tejidos de la casa, ordenadores, muebles…etc.

La investigación que ha sido publicada en la revista Carcinogenesis, advierte de que algunas de estas sustancias químicas artificiales que están presentes en el día a día de millones de personas, pueden tener efectos carcinógenos en el organismo al combinarse entre sí, incluso cuando de manera individual no hayan sido consideradas como cancerígenas.

Por este motivo, la Fundación Vivo Sano, organización independiente de iniciativa privada y sin ánimo de lucro, e inscrita en el protectorado de Sanidad, ha destacado la necesidad de establecer un umbral seguro de exposición para muchas de estas sustancias químicas artificiales, y ha solicitado a las autoridades que actualicen los criterios toxicológicos priorizando siempre la salud de la población y empleando un enfoque preventivo.

En este sentido, Carlos de Prada, director de la campaña ‘Hogar sin tóxicos’ de la Fundación Vivo Sano, explica que “la población no está siendo debidamente protegida frente a los riesgos que entrañan algunas sustancias cancerígenas”, y es que considera que “la evaluación del riesgo no puede limitarse a decir que tal o cual sustancias, aisladamente, son seguras”, sino que el riesgo debe contemplar “el efecto combinado, que es el modo real en que nos vemos expuestos a estas sustancias”.

A su juicio, los criterios toxicológicos actuales respecto a la exposición presentan una “serie de defectos” como por ejemplo no considerar el ‘efecto cóctel’, o el efecto de bajas dosis a largo plazo.
..Redacción