No se pierda

“Si tienes perro, no ladres tú”

3 de julio, 2015
Lopez Arribas Asamblea ICOMEM

La situación de Sonia López Arribas en el Colegio de Médicos de Madrid es cada vez más insostenible. Desde la aparición de sus “superasesores” Carlos Amaya y Antonio Mora a principios de la legislatura, el Colegio se ha convertido en un juego para demostrar que ella tiene el poder.

López Arribas no participa de ninguna actividad colegial, solo se preocupa por mantener su posición al frente del Colegio, aunque esté suponiendo un desgaste personal y profesional para ella, para sus compañeros y para la corporación, donde se incluyen los médicos, que necesitan un liderazgo en Madrid que ella no ha tenido nunca, para los trabajadores, para los proveedores e incluso para el resto de colegios que no pueden apoyarse en el ICOMEM, que hasta ahora había sido una referencia.

En el colmo de la falta de rigor, y en la manipulación de la actividad colegial, mantiene un enfrentamiento “imposible” con toda la institución, a la que no para de “poner palos en las ruedas”, con ejemplos tan burdos como no firmar las nóminas de los trabajares, no firmar los pagos a los proveedores, no firmar los pagos a los profesores de los programas de formación, bloquear el desarrollo de los programas de mediación, de educación para la salud, de protección social, darle a las reuniones de amigos el formato de asamblea de compromisarios, no aprobar el teléfono 24 horas contras las agresiones, o incluso llegar hasta no firmar la salida de los expedientes de la comisión deontológica.

Es habitual que en las distintas reuniones de la Junta Directiva no permita que se traten algunos de los temas que a ella no le interesa y censure puntos propuestos por otros miembros de la Junta Directiva. Suele utilizar el registro oficial y aparecer con “votos particulares”, invita a los “amigos” que nada tiene que aportar a las reuniones, a modo de comisario político y supone un freno para el colegio.

López Arribas lleva ya tres años boicoteando la actividad del Colegio y tratando de forzar una dimisión de la Junta Directiva con extravagancias y desplantes. No le han importado, en ningún momento, los excelentes resultados económicos conseguidos por sus compañeros de candidatura, que han conseguido unos ahorros históricos a pesar de las enormes dificultades que ella misma ha puesto a la propia Junta Directiva, a los trabajadores y a los proveedores.

Solo falta saber quién ayuda a López Arribas a toda esta “marejada” contra todos los médicos de Madrid, ella sola no puede presentar los recursos, pagar a los abogados, reunirse con la oposición, tomar café con los amigos del trabajo, hacer una revisión a fondo de las cuentas, hacer las entrevistas en los medios de comunicación afines, acompañar a Antonio Mora al Ministerio de Educación, despachar sus obligaciones presidenciaes… Sería importante saber si hay un líder detrás y ella cumple un papel o es ella la persona que lidera la actividad de todo el equipo.

Los momentos para la profesión médica son “altamente complicados”, pero López Arribas no ha dado ni siquiera un paso a favor de los médicos, solo ha dado paso a favor de sus “amigos”, a los que quiere ver liderando el Colegio lo antes posible.
..Alfonso González