No se pierda

¿Hay alguien que se atreva a decir que representa a todos los médicos?

8 de julio, 2015
Sendin y Sanchez

La reunión de Juan José Rodríguez Sendín con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha terminado de desprestigiar a un presidente que está politizando la institución de manera personal y sin el acuerdo del resto de la corporación.

Mientras el resto del sector en su conjunto se esfuerza y pide sin descanso un pacto sanitario que aleje los intereses partidistas de las cuestiones fundamentales de la sanidad española, el propio Rodríguez Sendín ofrece su colaboración a un único partido en nombre de una corporación que debería representar a todos los médicos.

Los guiños son continuos y muy descarados. En los últimos meses se han visto varias iniciativas con los mismos criterios de un partido, que han indignado al resto de la corporación. Desde que decidió ofrecer la sede de la OMC, y él mismo como presentador, de un acto preelectoral de Antonio Carmona, entonces candidato socialista al Ayuntamiento de Madrid, la escalada política ha sido creciente.

El alineamiento de Rodríguez Sendín, que no de la OMC, con los socialistas ha sido muy criticado incluso por diversos miembros de la Asamblea, que están en claro desacuerdo y que se han visto sorprendidos por declaraciones o comunicados mucho más personales que corporativos.

La anterior ministra accedió a ir presidir el acto de apertura de la última convención de la OMC, pero tuvo que soportar como el propio Sendín, lejos de buscar palabras encaminadas a la unidad, le espetó la necesidad de reconducir el Sistema Nacional de Salud (SNS), criticándole públicamente y delante de ella los recortes de la sanidad pública y hablando en nombre de todos los médicos contra las privatizaciones. El ministro Alonso intentó acercarse a la OMC al poco tiempo de ser designado para suceder a Mato, y visitó la sede porque representaba a todos los médicos, pero la distancia entre ambos es cada vez mayor.

La rueda de prensa de hace unas semanas conjunta con María José Sánchez Rubio, entonces consejera de Sanidad de la Junta de Andalucía, para anunciar un frente común en defensa de la sanidad pública y la universalidad del sistema fue otro de los temas más criticados por los médicos. Este es el tema donde radica la principal reivindicación de los partidos de izquierdas contra el gobierno popular. Una parte muy grande del sector no se ve representado por el presidente de la OMC.

Desde distintas asociaciones Rodríguez Sendín ha sido duramente criticado por su distanciamiento con el sector de la privada que abarca al 30% de los médicos, la propia Cristina Contel, presidenta de la Federación Nacional de Clínicas Privadas (FNCP) definió a la OMC dirigida por Sendín como “la casa de algunos médicos”. Pocos días antes desde otras asociaciones también le recalcaron que hay 53.000 médicos ejerciendo la asistencia privada y la OMC también debe velar por este sector.

Tras la reunión mantenida por Pedro Sánchez, secretario general de los socialistas, con Rodríguez Sendín, las críticas han sido mayores todavía porque ha recogido el testigo de las propuestas del PSOE, solo y sin ninguna otra personalidad que avale la entrega de la OMC a las tesis socialistas.

No es de extrañar que una gran parte del sector esté pensando que la salida de Rodríguez Sendín de la OMC tiene como destino un cargo político en las filas socialistas, algo que verdaderamente se está trabajando continuamente.

Sin embargo, los médicos sí están a favor de que la OMC y su presidente busquen el consenso entre la política sanitaria de “todos” los partidos, que es la mejor manera de garantizar el sistema sanitario público.
..Alfonso González