No se pierda

Primera beca de investigación en medicina estética

14 de julio, 2015
Petra Vega

Como medida para fomentar el desarrollo e investigación en medicina estética, la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) ha anunciado, el pasado mes de junio, la primera convocatoria de ayudas a la investigación en esta materia.

Desde su fundación en 1984, la SEME ha llevado a cabo varias acciones, dirigidas tanto a la sociedad en general como a las instituciones públicas, para concienciar sobre la importancia de regular y oficializar la disciplina, también en términos académicos. El objetivo principal de todo este esfuerzo ha sido garantizar la seguridad de los pacientes y la calidad y profesionalidad en los tratamientos y en las consultas de medicina estética. Esta primera convocatoria de becas a la investigación es una nueva demostración del compromiso del colectivo con la difusión de un concepto de salud que sea entendido, tal y como ya propuso la Organización Mundial de la Salud en 1948, no sólo como ausencia de enfermedad sino como un estado completo de bienestar físico, mental y social y que encuentra fundamento en el envejecimiento cada vez mayor de la población española –actualmente el porcentaje de población mayor de 65 años se sitúa en torno al 18,2%y podría aproximarse al 24,9% en 2029 y al 38,7% en 2064 (según datos proporcionados por el INE en 2014)-.

La medicina estética es, principalmente, prevención; aunque a buena parte de la población le siga sorprendiendo esta afirmación. Modernizar el concepto de salud, para que sea entendido como un estado de bienestar completo, pasa por legislar y regular los servicios de medicina estética y por reconocerla, oficialmente, como especialidad médica” señala la Dra. Petra Vega, actual presidenta de la SEME.

Desde la Sociedad defienden el extraordinario valor que puede aportar la medicina estética a la población en general y el importante ahorro que supondría para la arcas del estado y de los distintos niveles de administración, a medio y largo plazo, ya que vendría a cubrir un importante vacío en prevención. Además, sobre la situación de precariedad y fuga de talento en disciplinas bio-sanitarias –más de 10.000 médicos han emigrado en los últimos 5 años-, desde la SEME se afirma que el reconocimiento oficial de la medicina estética, como especialidad, dignificaría la disciplina y ampliaría las posibilidades, para muchos profesionales del sector, de encontrar empleo dentro de las fronteras y subraya el privilegiado posicionamiento internacional que tiene la medicina estética española. “Sin duda, hay muchos médicos estéticos de referencia y con gran proyección, no sólo a nivel nacional sino, también, internacionalmente”, comenta la Dra. Vega, “por ahora, para muchos, todavía la medicina estética tiene que ver sólo con un concepto, mal entendido, del aspecto externo; sin embargo, la investigación sobre el envejecimiento o la regeneración es ya el presente y el futuro de la medicina, por la importancia que pudiera tener de cara a mejorar las condiciones de vida de una población cada vez más envejecida, y la medicina estética como herramienta de prevención jugará, sin duda, un papel fundamental”.