Inicio ASP Hay médicos que facilitan el tráfico ilegal de órganos procedentes del Estado...

Hay médicos que facilitan el tráfico ilegal de órganos procedentes del Estado Islámico

Compartir

Para poder hacer trasplantes de órganos, legales o ilegales, es necesaria la intervención de un equipo de especialistas. La costosa guerra que está llevando a cabo el Estado Islámico necesita de una financiación que tiene en el tráfico de órganos una fuente de ingresos muy importante.

A finales de 2014 el Dr. Siruwan al Mosuli, médico de Mosul, en Irak, destapó la existencia de una red clandestina de tráfico de órganos con un protagonismo especial de un equipo de médicos que actúan al margen de los médicos locales. Estos médicos, procedentes de Arabia Saudita y de otros países desarrollados, extirpan los órganos de los cadáveres, especialmente de las ejecuciones. El propio Siruwan asegura que “las operaciones tienen lugar en un hospital y los órganos se transportan rápidamente a través de redes especializadas en el tráfico de órganos humanos“. Desde una ONG internacional como Organs Watch se afirma que la profanación de cadáveres para extirparles los órganos vitales es una práctica muy extendida en este conflicto especialmente.

Irak denunció ya la ejecución de 12 médicos por negarse a extraer órganos de los fallecidos en combate o en ejecuciones. El beneficio económico por los órganos de un donante ejecutado por el Estado Islámico puede llegar a los 10.000 euros.

Sin embargo, una de las cuestiones que más llama la atención es la necesidad de participación de “pacientes” que viven en países europeos y americanos que son los receptores de os órganos, así como de los equipo médicos que les atienden.

Junto a la venta de piezas arqueológicas, también para financiar las actividades del EI, se trasladan órganos a Japón, Pakistán, India o Estados Unidos fuera de Europa y a Reino Unido, Francia, Alemania o Bélgica en el corazón de la Unión Europea.

Un informe de la OMS asegura que un 10% de los más de 100.000 trasplantes anuales en el mundo se practican con órganos procedentes del comercio ilegal.
..Alfonso González