Inicio Actualidad Una proteína conservada desde bacterias hasta humanos protege de los golpes de...

Una proteína conservada desde bacterias hasta humanos protege de los golpes de calor

Compartir

Solo los gusanos que tienen una mayor cantidad de la proteína LSM-1 sobreviven a una subida drástica de la temperatura, según los resultados de un trabajo dirigido por Eric Cornes y Julián Cerón, del grupo de Modelado de Enfermedades en C. elegans, del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell), en Barcelona, en colaboración con centros de investigación de Francia, Alemania y Canadá. El trabajo, que publica la revista RNA, demuestra que los gusanos transgénicos que tienen niveles elevados de LSM-1 son más resistentes a las subidas bruscas de la temperatura. Los investigadores aumentaron los niveles de LSM-1 de distintas maneras -en varios animales transgénicos- y los resultados fueron consistentes en todos los casos: mientras una alta temperatura mataba al resto de gusanos, los que tenían niveles altos de LSM-1 sobrevivían. Cerón ha explicado a Diario Médico que una de las razones por las que se decidió estudiar la proteína LSM-1 “es porque está superconservada, no sólo en las bacterias sino en especies superiores y además está presente en los tumores humanos. Son dos elementos biológicos y biomédicos que tienen relevancia”.
(Diario Médico)