No se pierda

Las células madre de cordón umbilical, por su inmadurez, pueden ser el futuro de la medicina regenerativa

23 de julio, 2015
Celulas madre

El director general de Secuvita, Santiago Luengo, señala que las células madre de cordón umbilical pueden ser el futuro de la medicina regenerativa, y es que su “inmadurez” las dota de “flexibilidad” y de “menor exigencia” frente a células maduras procedentes de la médula ósea de adultos.

Según un artículo del investigador del Hospital Germans Trias i Pujol de Barcelona, Santiago Roura, y que ha sido publicado recientemente en la revista Stem Cell Research and Therapy, la sangre de cordón umbilical supone la “mayor reserva” de células con capacidad regenerativa para un “gran número” de aplicaciones clínicas. Por ello, destaca en su artículo la necesidad de potenciar la firma de convenios, tanto con bancos públicos como privados, para el uso de estas células en la investigación.

El primer trasplante con sangre de cordón umbilical se realizó en 1988 y desde entonces, como explica el director del Departamento de Oncohematología y Trasplante en el Centro Integral Oncológico Clara Campal del Hospital de Madrid Norte Sanchinarro, Jaime Pérez de Oteyza, se han realizado más de 20.000 trasplantes con células madre procedentes de esta sangre, lo que ha permitido salvar la vida de “muchas personas que no tenían otra opción”.

Inmadurez, la característica fundamental de las células madre de cordón umbilical
Santiago Luengo, director general de Secuvita insiste en la idea de que la inmadurez es una de las características más importantes de las células madre de sangre de cordón umbilical, y es que este rasgo “las dota de flexibilidad y de menor exigencia frente a células maduras procedentes de la médula ósea de adultos”.

De cara a un futuro, para él, este tipo de células obtendrán un mayor protagonismo en la medicina regenerativa, ya que las células mesenquimales de la médula ósea tendrán la misma edad que su portador/donante y, por tanto, no tendrán la “misma vitalidad” que las de cordón umbilical, de apenas nueve meses. “Las células de cordón siempre se mantendrán jóvenes si se conservan de forma adecuada”, concluye.
..Redacción