Inicio ASP Primer trasplante de manos a un niño de tan solo ocho años

Primer trasplante de manos a un niño de tan solo ocho años

Compartir

Zion Harvey, un estadounidense de ocho años de edad, se ha convertido en el primer niño del mundo que recibe un trasplante de las dos manos, operación que ha completado tras meses de preparación el equipo quirúrgico del Hospital Infantil de Filadelfia.

La operación quirúrgica que se realizó a comienzos de julio, se prolongó durante 10 horas y contó con la participación de 40 profesionales sanitarios, según ha informado el centro médico. El niño que, ya puede mover los dedos e incluso coger algunos objetos con las manos trasplantadas, perdió sus pies y sus manos hace varios años por una infección que también provocó que le tuvieran que trasplantar un riñón donado por su madre.

Hace varios meses, un equipo de cirujanos y especialistas del Hospital Infantil de Filadelfia liderado por el doctor Scott Levin comenzó a preparar el proceso para el trasplante de las dos manos.

Esta operación ha sido el resultado de años de entrenamiento, seguidos de meses de planeamiento y preparación de un equipo destacado”, asegura el doctor Levin.

La presidenta del Hospital Infantil de Filadelfia, Madeline Bell, explica que la operación es un “logro extraordinario” que subraya las “capacidades mundiales de los médicos, la enfermería, los terapeutas y otros profesionales que tienen el privilegio de servir a los pacientes y sus familias con capacidad y dedicación”, y se muestra “especialmente agradecida a la familia de Zion que ha confiado en nuestra atención”.

Zion fue inicialmente derivado al Hospital Infantil Shriners por su experiencia en cuidados ortopédicos, cirugía y rehabilitación y, posteriormente, se coordinó el trasplante de manos con el Hospital Infantil de Filadelfia. “El éxito del primer trasplante bilateral de manos en un adulto, logrado en 2011, nos dio las bases para adaptar las complejas técnicas y coordinar los planes para realizar este tipo complejo de procesos para adaptarlo a un niño”, afirma el Dr. Levin, quien agrega que “el Hospital Infantil de Filafelfia es uno de los pocos lugares del mundo que ofrece las capacidades necesarias para avanzar en los límites de la medicina”, y así para “aportar a un niño un cambio drástico en su calidad de vida” concluye.
..Redacción