Inicio ASP Un estudio muestra tendencia al alza en las alergias a alimentos y...

Un estudio muestra tendencia al alza en las alergias a alimentos y medicamentos

Compartir

El estudio, publicado por la prestigiosa revista Allergy, analiza la tendencia al aumento de este tipo de alergias en la población española. Previo a este estudio, se realizó uno específico a la población general de la ciudad de Alcorcón. Ambos estudios mostraron en sus resultados la misma tendencia al alza. Este tipo de estudios no se realiza con frecuencia, por eso la importancia del mismo.

El estudio realizado por un equipo de investigación de la Unidad de Alergia del Hospital Universitario Fundación Alcorcón que dirige el doctor Miguel Angel Tejedor, concluye que existe una tendencia al alza en la población española de las anafilaxias producida por el aumento de las alergias alimentarias y en menor medida a las alergias a medicamentos. La anafilaxia es una sensibilidad excesiva de algunas personas a la acción de ciertas sustancias alimenticias o medicamentosas,según el diccionario de la Real Academía Española (RAE).

Algunos medicamentos y alimentos, según este estudio, se convierten en sustancias que al introducirse en el organismo, lo sesibiliza para la aparición de los fenomenos de la alergia, convirtiendose así en los principales alérgenos. En las alergias alimentarias destacan entre otras, las alergias a los huevos, a la leche, a los frutos secos, a los pecados, los más frecuentes y recurrentes en la población infantil.

Mientras que en las alergias medicamentosas son los antibióticos y los analgésicos, los más repetidos. No obstante y según declaraciones del doctor Tejedor, en la actualidad “también se detecta un aumento de las anafilaxias en algunos tratamientos oncológicos y contrastes radiologicos”.

En un estudio previo, realizado por este mismo grupo de investigación en la población general de la ciudad de Alcorcón, encontraron que en general en este tipo de alergias se producen unos 100 casos de anafilaxias por cada 100.000 habitantes y año, resultando esta cifra mayor que la que ofrecían otros estudios internacionales publicados hasta ese momento. Además, éstas cifras aumentaban aún más cuando se referían a niños de 0 a 5 años, llegando a triplicar la cifra de casos, 300 casos por cada 100.000 habitantes.