Inicio ASP La tecnología, al servicio de la diabetes

La tecnología, al servicio de la diabetes

Compartir

No cabe duda de que si hacemos una reflexión y miramos atrás, los avances que se han producido en el campo de la medicina y la investigación en torno a la diabetes han permitido mejorar la calidad de vida de las personas con esta patología. Sin duda, las nuevas tecnologías han jugado un papel clave pero, ¿has qué punto han influido en el abordaje de la diabetes?

Si analizamos la evolución que han tenido las herramientas con las que contaban las personas con diabetes hace unos años y ahora, el progreso ha sido claro. Y es que, hasta hace poco tiempo, asociar diabetes con los pinchazos era una práctica habitual y extendida tanto entre los pacientes que asumían que este tratamiento era el adecuado, hasta el propio médico que diagnosticaba la diabetes. Sin embargo, la evolución de la tecnología ha permitido desarrollar sistemas más innovadores que, aunque no eliminan del todo las inyecciones, sí rebajan su frecuencia.

De esta forma, algunos de los nuevos dispositivos suponen un claro avance en la mejora de la calidad de vida de las personas con diabetes, a pesar de que en ocasiones los propios afectados pongan en cuestión que las investigaciones sean lentas y tarden en ofrecer resultados efectivos. Desde la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE), estamos en parte de acuerdo con esta afirmación, y apoyamos a los pacientes en sus demandas, pero también es necesario recordar que la industria farmacéutica desarrolla un intenso y constante trabajo de investigación. A este respecto, la diabetes es una de las patologías crónicas sobre la que más se investiga y más dinero se invierte.

Sin embargo, cada día que pasa los avances son más claros. Los nuevos dispositivos como las bombas de insulina consiguen mejorar el control glucémico y reducir el riesgo de sufrir hipoglucemias, fundamentalmente en niños con diabetes tipo 1. Con el uso de las bombas también se consigue disminuir el número de inyecciones, pasando de cinco pinchazos diarios a uno cada tres días. El páncreas artificial es otra novedad que en los próximos años permitirá a los pacientes eliminar la necesidad de inyectar la insulina manualmente y garantizará que se administren las dosis exactas cada vez que sea necesario. Otra revolución, el calcetín tecnológico que evita el pie diabético ayudará a prevenir una de las principales consecuencias del mal control de la diabetes. Este método está basado en un sistema que aconseja en cada momento qué tipo de posición es más conveniente para evitar las complicaciones de esta patología. Por último, desde hace unos meses está disponible en el mercado un nuevo dispositivo de control de los niveles de la glucosa que no necesita recurrir al pinchazo en el dedo para extraer una gota de sangre y realizar las mediciones de glucosa.

Pero además de estas mejoras en el ámbito de la tecnología, los avances van más allá del propio desarrollo de los productos. Así, las personas con diabetes cada día están mejor informadas, no solo a través de las asociaciones de pacientes, principales referentes, receptores y transmisores de información, sino que los nuevos canales de comunicación como las redes sociales están jugando un papel fundamental. Y es que, estas nuevas plataformas permiten a los usuarios compartir experiencias y conocer de primera mano y en tiempo real los avances que se producen en esta materia.

Finalmente destacar que lo que sin duda no se debe detener es la inversión en investigación, ya que la diabetes es una patología crónica para la que todavía no hay cura pero en la que cada día que pasa se detectan nuevos casos en todo el mundo. La nueva pandemia del siglo XXI, como ya la califican muchos especialistas, seguirá su desarrollo imparable. Mientras tanto, la prevención en el caso de las diabetes tipo 2 es necesaria para evitar la aparición de nuevos casos.
..Andoni Lorenzo. Presidente Federación de Diabéticos Españoles (FEDE)