Inicio ASP Madrid y Barcelona deberán mejorar el sistema sanitario para atender a los...

Madrid y Barcelona deberán mejorar el sistema sanitario para atender a los refugiados

Compartir

Ada Colau y Manuela Carmena, alcaldesas de Barcelona y Madrid respectivamente, han anunciado que quieren convertir Madrid y Barcelona en ciudades refugio y participar en la acogida de inmigrantes. Ha sido Ada Colau la que ha tomado la iniciativa de proponer que Barcelona se convierta en ciudad refugio, anunciando que el impulso de un nuevo de registro de familias dispuestas a ayudar o acoger a refugiados. Colau ha comenzado ya a reunirse con entidades y ONG especializadas en la acogida de personas para estudiar las medidas de acogida de refugiados que puede ofrecer la capital catalana.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que está muy sensibilizado con el drama de los refugiados y ha mostrado su predisposición a cooperar y que Madrid sea parte de la red de ciudades de acogida propuesta por Barcelona.

Hace unos meses Julio Pomés, Presidente de think tank Civismo, publicaba un artículo de opinión en ABC titulado “Efecto llamada insostenible” dirigido a explicar la situación sanitaria de los inmigrantes en situación irregular, pero que bien puede aplicarse también a los refugiados. Decía el artículo “¿Quién no se conmueve ante un inmigrante «sin papeles» en una situación grave de salud? ¡Por supuesto que habrá que atenderle! No en vano somos una nación que cree en los derechos humanos. Sin embargo, si un país se empeña en ser el más solícito de Europa con los extranjeros ilegales enfermos, el efecto llamada puede hacer inviable su sistema sanitario”.

Diferentes asociaciones profesionales han mostrado su preocupación ante el posible “efecto llamada” que este anuncio de Colau y Carmena puede tener para los refugiados porque, entre otras cuestiones, probablemente suponga un aumento de las necesidades sanitarias de los habitantes de ambas ciudades, que ya tienen unos recursos cada vez más limitados. El gobierno de Cataluña, enfundado en un importante proceso electoral, no ha tardado en pedir al gobierno central recursos económicos para participar en la iniciativa. Sin embargo, el gobierno de Madrid no se ha pronunciado al respecto todavía.

Tanto las comunidades autónomas como el gobierno central están inmersos en un proceso de “rediseño” de la atención a inmigrantes en situación irregular. Aunque la sanidad no debe medirse exclusivamente por rendimientos económicos, es evidente que los dirigentes políticos deben tener en cuenta todos los factores antes de lanzarse a nuevos proyectos.

Para poder llevar a cabo la propuesta de las alcaldesas se necesita una primera inversión en mejorar la Atención Primaria, que ya tiene una excesiva saturación.
..Lola Granada