Inicio ASP Nuevo medicamento contra el colesterol

Nuevo medicamento contra el colesterol

Compartir

La FDA (Agencia de Alimentos y Medicamentos estadounidense) aprobó recientemente el tratamiento con Repatha para reducir los niveles de colesterol, siendo el segundo específico recomendado para los pacientes que presenten una patología con formas hereditarias de colesterol elevado y riesgos de enfermedades cardiovasculares.

Repatha, también conocido como evolocumab, es un producto de los laboratorios Amgen, de Sanofi formando parte de los medicamentos que están suponiendo una nueva revolución en esta lucha contra el colesterol que, según todos los indicios, se cree que llegará a su triunfo definitivo al final del 2015 o mediados del próximo año. La primera revolución la protagonizaron las estatinas en 1987 cuando irrumpieron en el mercado con el mismo objetivo de bajar los niveles de colesterol. Siete años después de que se aprobara en EEUU la venta de una estatina (lovastatina), vió la luz el primer trabajo que proporcionaría una justificada fama al demostrarse que estos fármacos, además de reducir los niveles del ‘dañino lípido’ en la sangre, lograban aumentar la supervivencia de los enfermos de corazón. Desde entonces, la evidencia científica de su poder se ha incrementado y ha llegado a convertirse en un auténtico best seller clínico al situarse entre los fármacos más vendidos en el mundo.

Ahora parece que con la autorización en Estados Unidos de otro nuevo fármaco, al que llaman anticuerpos anti- PCSK9 (proteína convertasa subtilisin/Kexin tipo 9) cuya experimentación se encuentra igualmente bastante avanzada, la lucha contra el colesterol, según los estudios realizados hasta ahora, están demostrando también su eficacia dado que en aquellos pacientes en los que se ha comprobado que sus datos genéticos están mostrando una clara mutación que genera menor actividad gracias al PCSK9, aportando unos niveles significativos más bajos de colesterol y, por tanto, de tener un menor riesgo de padecer una enfermedad coronaria, suponen otros claros indicios de que esta otra batalla clínica estará pronto también llegando a otro final feliz..

Los nuevos productos son anticuerpos monoclonales (proteínas que imitan a las que actualmente se utilizan para luchar contra las infecciones) que modulan y disminuyen la actividad de otra proteína que es fundamental para regular la concentración del colesterol. Su gran valor: al parecer, es que bastaría con una inyección cada 15 días o un mes para dejar el colesterol «malo» por debajo de las cifras actuales habitualmente recomendadas: 70mg/dl.

El nuevo tratamiento permitirá la realización de una terapia efectiva contra los altos niveles de lipoproteínas de baja densidad, o colesterol malo, que son los causantes de que en Estados Unidos se produzcan en torno a 610.000 decesos anuales.
..Lola Granada