No se pierda

La Asociación Canadiense de Diabetes pide impuestos a las bebidas azucaradas

9 de septiembre, 2015

La Asociación Canadiense de Diabetes (ACD) ha pedido que se imponga un impuesto sobre las bebidas azucaradas ya que esta es una medida que ayudaría a combatir la diabetes tipo 2, ha pedido al Gobierno de Canadá introducir tal acusación y utilizar los ingresos generados para promover la salud de los canadienses. También buscan el apoyo de varios partidos federales para las próximas elecciones en octubre.

Los estudios, basados en la evidencia concluyente, demuestran que el consumo excesivo de bebidas azucaradas aumenta directamente el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2“, según dijo Rick Blickstead, presidente y CEO de la ACD.

La ACD quiere incluir la diabetes como parte del debate electoral nacional, añadiendo un impuesto a las bebidas azucaradas, estableciendo un programa médico nacional, y extendiendo el crédito fiscal de discapacidad a los canadienses de todas las edades que viven con diabetes tipo 1” según afirmó Blickstead en su comunicado.

Estas medidas se llevarán a cabo para ayudar a prevenir la diabetes y apoyar a aquellos con la enfermedad a que vivan tranquilamente“. En su declaración, la ACD recomienda que los canadienses limiten la ingesta de azúcares libres a menos del 10% de la ingesta total de calorías diarias. Esto es aproximadamente 50 g (12 cucharaditas) de azúcares libres por día, en base a una dieta diaria de 2000 calorías. También aconsejan sustituir las bebidas azucaradas con agua.

Canadá ha visto una duplicación de la prevalencia de diabetes de 1,3 millones a 2,5 millones de personas, entre los años 2000 y 2010. Hoy en día, más de 1 de cada 4 canadienses viven con diabetes o prediabetes, y si no se toman medidas, se estima que casi 1 de cada 3 personas tendrán diabetes en 2020. Se estima que dicha enfermedad y sus complicaciones pueden llegar a costar a la economía canadiense unos 14 mil millones de dólares en 2015.

Los estudios que ha tenido en cuenta la ACD estiman que las bebidas azucaradas se vincularon a 180.000 muertes en todo el mundo por año, de las cuales 133.000 eran de la diabetes tipo 2. Para el caso de Canadá, en concreto, el estudio estima que 68,1 muertes por millón eran atribuibles a las bebidas azucaradas, que se traduce en 2452 muertes al año.

La ACD también cita cómo un impuesto a las bebidas endulzadas con azúcar en países como México, Francia, Hungría y Finlandia ha conseguido reducir el consumo. Las reducciones fueron de 10%, 3,1%, 6% y 3,1%, respectivamente, en estos países después de la introducción de un impuesto de este tipo.
..Amaya Lujambio