Inicio ASP El Colegio de Médicos de Madrid comienza las obras de adecuación de...

El Colegio de Médicos de Madrid comienza las obras de adecuación de su sede

Compartir

Las obras de adecuación de fachadas, cubiertas y aleros del edificio histórico que ocupa el Colegio de Médicos de Madrid han comenzado finalmente. Estas obras fueron solicitadas por la Dirección General de Control de la Edificación, servicio de Conservación y Edificación Deficiente del Departamento de Gestión Jurídica Centro del Ayuntamiento de Madrid el pasado 14 de enero de 2015. En el escrito se solicitaba el comienzo de las obras en el plazo de un mes y la duración de las mismas no debía prolongarse más de 6 meses.

A partir de ese momento, el ICOMEM tuvo que elaborar el proyecto de ejecución, conseguir la aprobación del Director General de Bellas artes y Bienes Culturales y Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Educación (que se produjo el 20 de abril de 2015) y organizar un concurso público para seleccionar la mejor oferta, que se resolvió el 22 de junio con la adjudicación a Kalam. Posteriormente, la empresa ha debido realizar todas las gestiones administrativas oportunas para el comienzo de la obra y reunir todos los permisos municipales para la misma.

La Junta Directiva del Colegio, a pesar de las trabas, ha conseguido con gran esfuerzo el comienzo de esta adecuación de su sede de Bien de Interés Cultural (BIC).

La situación en la que se encontraba el edificio era muy deficiente y el propietario del edificio, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, había hecho llegar al ICOMEM su descontento por la conservación del mismo. Se había producido el desprendimiento parcial del alero de la cornisa de la fachada y en la actualidad estaba cubierto con una malla provisional que hacía necesaria su remodelación. Además, existía la obligación de ajustarse a la normativa vigente y mantener este edificio histórico por la seguridad de todos los trabajadores y colegiados como obliga el contrato de cesión.

Gracias a la buena gestión económica de la actual Junta Directiva estas obras no repercutirán en los colegiados madrileños. Sin necesidad de derramas ni aumentos de cuotas, el ICOMEM ha conseguido obtener los fondos necesarios para poder hacer frente a las obras de la Institución.

Para Ana Fernández Vidal, tesorera del ICOMEM: “Estamos orgullosos de haber comenzado las tan necesarias obras de nuestra sede y mejorar, de esta forma, el día a día de la vida colegial. Los médicos podremos seguir disfrutando de nuestro Colegio y su oferta formativa, cultural, profesional y de asesoramiento. Como Junta Directiva del ICOMEM tenemos la obligación de velar por la Institución, conservarla y mejorarla en la medida de lo posible”.