Inicio ASP El Colegio de Valencia facilita la labor de denuncia del instrusismo médico

El Colegio de Valencia facilita la labor de denuncia del instrusismo médico

Compartir

El Colegio de Médicos de Valencia recomienda ante la más mínima sospecha de intrusismo médico que se consulte a la entidad para confirmar la identidad y validez académica y profesional de quien les atiende. Para ello, cualquier persona puede ponerse en contacto con la corporación a través del teléfono 96 335 51 10, en el correo electrónico comv@comv.es , también visitando su sede o a través de las redes sociales. Del mismo modo, gracias a un reciente convenio con AVACU también se puede denunciar en esta asociación posibles casos de intrusismo por parte de falsos médicos.

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Valencia (ICOMV) alerta de que la suplantación de la identidad profesional médica es un ilícito grave considerado como delito por la ley ya que puede poner en riesgo la vida de personas. El código penal especifica en su artículo 403 que el delito de intrusismo puede acarrear una pena de entre seis meses a dos años de prisión. Ante la gravedad de la circunstancia, la junta de gobierno del ICOMV se va a reunir para estudiar personarse como acusación popular a efectos de garantizar la seguridad de los pacientes y defender la profesión médica de aquellos que se atribuyen fraudulentamente la formación y capacitación de la profesión médica.

La corporación médica valenciana informa de que el intrusismo en el ámbito médico es más habitual de lo que parece en la Comunidad Valenciana. Por ello, anuncian la puesta en marcha de una campaña de información y concienciación para alertar de la gravedad de este fraude sanitario. Con ello, se pretende informar a la sociedad de cómo actuar ante la sospecha de la intromisión de un falso médico en sistema sanitario tanto público como privado.

Asimismo, desde el ICOMV detallan que mediante la comisión de intrusismo creada recientemente van a poner todos los medios a su alcance para tratar de erradicar esta dañina práctica que pone en riesgo la salud de las personas y atenta contra la dignidad de la profesión médica.