Inicio ASP El Supremo rechaza indemnizar a las víctimas de la talidomida

El Supremo rechaza indemnizar a las víctimas de la talidomida

Compartir

El Tribunal Supremo rechazó ayer el recurso de las víctimas de la talidomida contra la sentencia de la Audiencia de Madrid que anuló el pago de las indemnizaciones a los afectados por parte de la farmacéutica Grünenthal por considerar prescrito el delito. El Supremo acata esta decisión en contra del criterio de la Fiscalía, que apoyaba a los perjudicados.

La decisión no ha sido unánime, y es que el Pleno de la Sala Civil, por ocho votos a uno rechazaba el recurso. El magistrado que ha votado en contra ha anunciado voto particular, que se conocerá cuando se notifique la sentencia.

La Audiencia Provincial de Madrid anulaba en octubre del año pasado el pago de una indemnización a los afectados de la talidomida que reclamaban 204 millones de euros por las malformaciones que les causó ese medicamento, y es que el tribunal, de esta forma fallaba a favor de la farmacéutica alemana Grünenthal, fabricante de la talidomida, y anulaba las indemnizaciones que el Juzgado de Primera Instancia número 90 de Madrid fijó en noviembre de 2013 para la Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (AVITE), y en las que la juez Gemma Susana Fernández Díaz estimaba que la farmacéutica Grünenthal tuvo “un comportamiento negligente” al distribuir la talidomida, conociendo los efectos “nocivos” del medicamento. Por este motivo el laboratorio debía pagar 20.000 euros por cada punto porcentual de minusvalía que les había concedido la Administración.

El alto tribunal confirma ahora la interpretación de la Audiencia de Madrid que consideró que la acción estaba prescrita por haber trascurrido “con creces, incluso en la hipótesis más favorable para los afectados”, el plazo de un año que establece la legislación civil para el ejercicio de este tipo de acciones, según informa el Supremo en una nota.

Estas cosas sólo pasan en España y tendremos que reflexionar por qué se toman decisiones así porque las personas que se sientan en esas butacas y toman esas decisiones las ponemos los ciudadanos”, se lamentaba José Riquelme, presidente de AVITE en declaraciones a Servimedia a las puertas del Supremo donde esperaba el fallo.

No puedo hacer una valoración detallada jurídicamente porque he conocido el fallo a través de la prensa, pero iremos al Tribunal Constitucional y al Tribunal de Estrasburgo”, declaraba por su parte el abogado de las víctimas, Ignacio Martínez.

Estamos acostumbrados a estos jarros de agua fría y seguiremos luchando hasta el final. No lo esperábamos, teníamos el apoyo de la fiscalía y muy buenas razones técnicas, como por ejemplo el hecho de que en Alemania y en Australia estén pagando las indemnizaciones y aquí, no”, afirmaba Martínez.

Patentado en 1954 por la farmaceútica alemana Grünenthal, y comercializado en los años 60 en España, la talidomida causó malformaciones congénitas en los hijos de las mujeres que lo tomaban en órganos internos, como en sus extremidades (brazos y piernas más cortos de lo normal), nacían niños sin piernas o sin brazos, con ceguera, sordera, problemas cardíacos y daño cerebral, entre otras.

Administrada a miles de mujeres para combatir los efectos de la náusea durante el embarazo, era un sedante cuya principal ventaja frente a otros productos del mercado, era la ausencia de toxicidad aguda

Sería retirado en España del mercado en 1963 después de que pruebas médicas constataran relación entre el medicamento y las malformaciones sufridas por los recién nacidos. En España hay unas 3.000 personas afectadas. y más de 10.000 en todo el mundo padecen afecciones derivadas de la administración de la talidomida. En países como Alemania, Australia o Japón, el laboratorio fabricante sí ha pagado indemnizaciones millonarias a miles de afectados, en España no pasará eso.
..Emilio Ramirez