Inicio ASP El Hospital Puerta de Hierro pone en marcha la teleconsulta para heridas...

El Hospital Puerta de Hierro pone en marcha la teleconsulta para heridas crónicas

Compartir

El Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda ha puesto en marcha un Servicio de Teleconsulta de Enfermería para úlceras y heridas crónicas integrado dentro de la Unidad de Úlceras de este centro sanitario. Se hace realidad a través de una interconsulta enfermera convertida en teleconsulta gracias a la historia clínica electrónica (compartida con Atención Primaria) y el apoyo del correo electrónico.

Esta Teleconsulta, enmarcada en la estrategia de Atención al Paciente crónico de la Comunidad de Madrid, profundiza en la utilización del uso de las herramientas basadas en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) dirigidas a facilitar y potenciar la figura del paciente activo.

Lleva en funcionamiento desde el pasado mes de junio de 2015. Desde entonces ha dado entrada con éxito a 10 pacientes de forma continuada por diferentes medios, por ejemplo, el trabajo de videoconferencia con la Residencia Reina Sofía por la que han sido atendidos 6 pacientes desde el 9 de julio obteniendo excelentes resultados.

Las úlceras cutáneas crónicas (UCC) constituyen un problema importante para la salud de los pacientes y en muchos casos pueden agravar el pronóstico de las distintas patologías que padecen. El inicio de una ulcera cutánea crónica suele ir precedido de una enfermedad de base que puede producirse en algunos casos por una pérdida de la movilidad (ictus, caídas) y en otros debido a una enfermedad mal controlada (diabetes, hipertensión.

La Unidad Multidisciplinar de Úlceras y Heridas Crónicas del Hospital Universitario Puerta de Hierro lleva más de 8 años funcionando con un altísimo rendimiento. Su trabajo, liderado por enfermería experta en el tratamiento de heridas, ofrece un asesoramiento líder en pacientes con úlceras y heridas complicadas con un abordaje desde diferentes disciplinas, que van desde la dermatología hasta la cirugía plástica pasando por la radiología intervencionista o la unidad del dolor. Actualmente, más del uno por ciento de la población presenta este tipo de lesiones, si bien se estima que este porcentaje irá en aumento en los próximos años.