No se pierda

La justicia acorrala a Rosa Fuster también por malversación, prevaricación y estafa

6 de octubre, 2015
Rosa Fuster

Según informa El Mundo en su edición de Valencia, la sociedad Mibal Invest no ha recibido los casi 500.000 euros que Rosa Fuster firmó para una supuesta inversión poco antes de las elecciones de 2014. La pérdida de confianza por las irregularidades detectadas en la Junta Directiva de Fuster, formada por Pascual Cuadrado, Vicente Monzó, Juan José Mañes, Rosa Fornes, Gustavo Elorza o José Manuel Juan Segura entre otros, y la presencia de un equipo nuevo con mayor credibilidad fueron las principales causas de su salida de la corporación.

El exgerente, Andres Martínez, y la expresidenta, Rosa Fuster, se acusan mutuamente de ser los responsables últimos de la inversión fraudulenta en una empresa que iba a rehabilitar un hotel en Barcelona, como si el dinero de todos los médicos de Valencia se les hubiera entregado para la especulación o un supuesto beneficio.

Martínez asegura que no puede entregar la documentación que le exige el juez porque la Junta Directiva actual no le ha dejado cogerla del despacho, siempre según informa El Mundo. Sin embargo, Martínez, con un historial profesional muy cerca del Guinness de los records por los 50 expedientes de reclamación de la Tesorería de la Seguridad Social y Tributaria (ver aquí) aseguró en su momento que el “negocio” tenía suficientes garantías y era suficientemente fiable. No obstante, la realidad es el dinero lo sacaron con 5 cheques y no se sabe quien los cobró.

Rosa Fuster reconoce su falta de control de la situación, de hecho, asegura que no estaba al tanto del día a día porque el tema de contratos no era cuestión de la presidencia, sino del gerente junto con la jefa de contabilidad. Fuster, siempre según El Mundo, asegura que el gerente firmaba los contratos y daba cuenta a la Junta Directiva, sin mediar un acuerdo previo del Pleno. Además, la presidenta dice que firmó los documentos para la cesión del dinero el mismo día que tuvo conocimiento del asunto. El abogado de Mibal Invest asegura ante el juez que solo ha recibido 100.000 euros de los 477.000 de la inversión, el resto (377.000) aún no se sabe dónde han ido a parar.

Ni Rosa Fuster ni Andrés Martínez han explicado todavía dónde está ese dinero, y las sospechas de una gestión fraudulenta han pasado de la cabeza de los médicos de Valencia a manos de un juez. Sin embargo, para darle mayor “morbo” al problema, ahora El Mundo también ha publicado que Fuster y Martínez encargaron la gestión de esta inversión a un hijo de la propia Rosa Fuster, Alejandro Martínez Fuster, a través de la empresa Efe Ene. La expresidenta Rosa Fuster firmó el acuerdo con la empresa de su hijo, sin advertir esta vinculación al resto de miembros de la corporación.
..Alfonso González