Inicio ASP El PP destaca el extraordinario papel que las familias desempeñan en el...

El PP destaca el extraordinario papel que las familias desempeñan en el tratamiento de las enfermedades mentales

Compartir

Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, establecido en 1992 por la Federación Mundial de la Salud Mental (WFMH) con el patrocinio de la OMS, Organización Mundial de la Salud el Partido Popular ha elaborado un manifiesto en el que hace “llamamiento al conjunto de la sociedad española para que conozca y comprenda mejor los trastornos mentales, destacando el extraordinario papel que las familias desempeñan en el tratamiento de este tipo de enfermedades“.

El PP recuerda que las enfermedades mentales tienen una mayor incidencia actualmente que el cáncer o los trastornos cardiovasculares, representado un 12,5% de todas las patologías, teniendo, además, un impacto en la calidad de vida es superior al de enfermedades crónicas. En España, alrededor del 9% de la población padece algún tipo de trastorno mental, pudiendo alcanzar un 15% el número de personas que las padecerá a lo largo de su vida.

Por otro lado, la Confederación Salud Mental España ha querido conmemorar la fecha conmemora con el lema Ponte en mi lugar. Conecta conmigo pidiendo a la ciudadanía y a las instituciones y empleadores, que se aproximen al colectivo de personas con problemas de salud mental“, porque es la única forma de “conocer lo que implica y lo que no una enfermedad mental, y colaborar verdadera y eficazmente en la lucha contra el estigma y la inclusión social“.

La Confederación ha puesto un especial hincapié en remarcar que los problemas de salud mental no están determinados sólo por cuestiones biológicas e individuales, sino que otros factores como los ambientales, sociales, económicos y culturales, o la voluntad política, juegan un papel fundamental. Este es el motivo por el que recomienda que la atención a la salud mental vaya más allá del tratamiento sanitario y farmacológico y tenga en cuenta la atención social, especialmente aspectos como la educación, el empleo, la vivienda y la participación y vida en sociedad.

Desde diferentes ámbitos científicos, asociativos y políticos recordado, con motivo de este Día de la Salud Mental, que son determinantes los programas terapéuticos, de rehabilitación y de integración social en el ámbito del empleo para que el tratamiento médico sea efectivo, y por eso piden que se invierta en servicios sociales.

Por otro lado la OMS asegura que muchas personas con trastornos mentales ven pisoteada su dignidad y lo expone así:

  • Con frecuencia son encerradas en instituciones donde quedan aisladas de la sociedad y sujetas a tratos inhumanos y degradantes.
  • Muchas sufren maltrato físico y emocional, abusos sexuales y abandono en hospitales y cárceles, pero también en el seno de sus comunidades.
  • A menudo se les priva del derecho de tomar decisiones por sí mismas. A muchas se les niega sistemáticamente el derecho de tomar decisiones sobre la atención y tratamiento de salud mental que reciben, el lugar donde quieren vivir y sus asuntos personales y financieros.
  • Se les niega el acceso a atención general y de salud mental. En consecuencia, tienen más probabilidades de morir prematuramente, en comparación con la población general.
  • A menudo se les priva de acceso a la educación y a oportunidades de empleo. La estigmatización y las ideas erróneas sobre los trastornos mentales implican que esas personas también sufren discriminación en el mundo laboral y se les niegan oportunidades de trabajar y ganarse la vida. Los niños con trastornos mentales también quedan con frecuencia excluidos de oportunidades educativas. Esto desemboca en marginación y en la exclusión de oportunidades laborales en etapas posteriores de la vida.
  • Se les impide integrarse plenamente en la sociedad. Se les niega la posibilidad de participar en asuntos públicos, de votar o presentarse a cargos públicos. No se les da la oportunidad de intervenir en la adopción de decisiones sobre cuestiones que les afectan, como reformas normativas, legislativas o de servicios en relación con la salud mental. Además, con frecuencia se les niega el acceso a actividades recreativas y culturales.

<..Lola Granada