No se pierda

El problema de la recertificación es que intervienen sociedades, colegios y administración y “nadie se fía de nadie”

15 de octubre, 2015
SEMERGEN Recertificacion

El Congreso Nacional de SEMERGEN ha comenzado con una mesa sobre la necesidad de la recertificación de los médicos de Atención Primaria. Tanto Josep Basora, presidente de semFYC, como Antonio Pro-Ledesma, presidente de SEMG, como José Luis Llisterri, presidente de SEMERGEN, han explicado que la recertificación es una herramienta irreversible para el Médico de Familia. Por otro lado, Carlos Moreno, Director General de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, ha puesto un contrapunto a las posibilidades de éxito del proceso, mientras que Arcadi Gual, responsable del Área Profesional de la OMC, también ha defendido el proceso que ellos llaman Validación Periódica de la Colegiación.

Con la recertificación ganamos todos“, es fundamentalmente una garantía para el paciente, pero también es una seguridad para el medico que ve avalado su esfuerzo formativo, que en muchas ocasiones se paga de su propio “pecunio”, y también es un valor añadido para las administraciones, que pueden asegurar a la sociedad que los médicos del sistema nacional de salud son buenos, ha dicho Gual.

Ha habido más discrepancia en la financiación de la recertificación porque mientras el Dr. Llisterri aseguraba que debía correr por cuenta del “recertificado”, desde la OMC se asegura que debe estar incluido en la cuota colegial. La posibilidad de un patrocinador para este proceso no se contempla.

Llisterri y Pro-Ledesma han querido remarcar que esta recertificación no es un examen ni una prueba, es una reválida voluntaria han asegurado, “es solo ponerle un método a algo que ya hacemos cada día“.

¿Quién debe “recertificar”?
La cuestión fundamental sobre quien debe ser el organismo que acredite esta recertificación ha generado algunas discrepancias porque los presidentes han apostado por las sociedades, incluso Llisterri ha asegurado que “las sociedades científicas tienen la obligación moral de pode evaluar las competencias para que esto conduzca a un proceso de recertificación, no de acreditación“, y han descartado absolutamente a las universidades, porque no han mostrado interés, y a los sindicatos. Sin embargo, Carlos Moreno ha asegurado que a estos últimos les da esa potestad la Constitución, y el propio Pro-Ledesma ha asegurado también que sí deberían participar. Por otro lado, todos han convenido que los colegios también deben participar porque junto con la Administración, son los únicos que tienen la potestad de retirar la “licencia para ejercer.

Finalmente, Moreno ha sostenido que para la Administración la recertificación o la validación periódica de la colegiación sólo será obligatoria para los médicos cuando los sea para el resto de profesiones sanitarias.
..Redacción