No se pierda

Se identifican las mutaciones que desencadenan la leucemia

20 de octubre, 2015
Johannes-Reiter

Johannes Reiter, antiguo estudiante de Doctorado del grupo Krishnendu Chatterjee en el Instituto de Ciencia y Tecnología de Austria (IST Austria), es co-autor del artículo sobre el estudio de las alteraciones genéticas que llevan a la progresión y la recaída del cáncer, publicado en la revista Nature.

Resulta esencial conocer las alteraciones genéticas que proporcionan una ventaja selectiva a las células del cáncer para entender la evolución del cáncer y para proporcionar la base para nuevas terapias. El equipo de científicos analizó los datos de secuenciación de todos los genes que codifican proteínas en un genoma (o también llamada secuenciación del exoma) de 538 pacientes con leucemia linfocítica crónica (LLC). La LLC es el tipo más común de leucemia y se presenta principalmente en adultos.

Mediante la utilización de métodos de análisis de datos sofisticados, los científicos identificaron 44 genes que frecuentemente están mutados en pacientes con LLC. Estas mutaciones son las llamadas mutaciones conductoras: mientras que en las células cancerosas (así como las células normales) se acumulan muchas mutaciones a medida que envejecen, las mutaciones conductoras son las que realmente hacen que el cáncer aparezca o crezca; las mutaciones pasajeras no tienen consecuencias funcionales en el crecimiento del cáncer. Previamente se habían identificado 18 de las 44 mutaciones conductoras, mientras que las 26 restantes son los genes putativos adicionales controladores de la LLC que afectan a la progresión del cáncer. Por otra parte, los investigadores encontraron por casualidad 11 variaciones somáticas en el número de copias que estaban presentes más a menudo de lo esperado. Los genes conductores identificados afectan al procesamiento y exportación del ARN, la actividad del MYC, factor de transcripción que juega un papel importante en la apoptosis, y a la vía MAPK, ruta de señalización implicada en muchas formas de cáncer.

Además, los autores descubrieron características genéticas que contribuyen a una recaída de la enfermedad. El gran número de muestras analizadas también les permitió deducir qué mutaciones conductoras surgen pronto y cuáles surgen tarde, estudiar la secuencia temporal típica de la progresión del cáncer y explorar las relaciones evolutivas entre genes controladores. Asimismo se identificaron mutaciones que afectan a la evolución clínica de la enfermedad. En particular, las mutaciones TP53, SF3B1 y RPS15 se asociaron con una supervivencia libre de progresión de los pacientes más corta.

Este estudio, además, muestra que el análisis masivo de datos mediante procesos de secuenciación permite descubrir nuevos genes asociados con el cáncer, así como prever el impacto de las mutaciones del gen conductor en la recaída y en el resultado clínico.
..Susana Calvo