Inicio ASP Mejora el estado de la enfermera británica que recayó del ébola

Mejora el estado de la enfermera británica que recayó del ébola

Compartir

La enfermera escocesa Pauline Cafferkey que, fue diagnosticada con ébola en diciembre de 2014, y que desde el pasado viernes 9 de octubre permanece ingresada en el Royal Free Hospital de Londres tras volver a serle detectado el virus, ha mejorado, y es que ha pasado de un estado “crítico” a “grave, pero estable”.

Podemos anunciar que la condición de Pauline Cafferkey ha mejorado a grave, pero estable”, así lo decía ayer el último parte médico del hospital londinense, donde la enfermera escocesa de 39 años tuvo que ser aislada en una unidad especial de máximo aislamiento del centro médico hace 11 días por sufrir una “inusual complicación tardía relacionada con su previa infección con el virus del ébola”.

La hermana de la enferma, Toni Cafferkey, denunció a la prensa el fin de semana en el que Pauline fue ingresada, que ésta acudió al médico en Glasgow con síntomas días antes de su ingreso, pero que el doctor la envió a casa pensando que era un virus convencional.

Pauline contrajo el virus cuando trabajaba como sanitaria en Sierra Leona con la organización humanitaria ‘Save the Children’ para tratar de contener la peor epidemia de ébola de la historia que desde el pasado mes de marzo de 2014 ha devastado África Occidental con más de 28.420 personas enfermas, y más de 11.290 fallecimientos. La sanitaria estuvo casi un mes en aislamiento en el Royal Free Hospital de Londres, llegando a estar en estado crítico antes de que recibiera un tratamiento experimental con plasma sanguíneo de otro enfermo británico, Will Pooley, también sanitario, y que se recuperó en apenas dos semanas en la misma unidad del hospital, gracias a un tratamiento con el suero inmunológico experimental Zmapp, el mismo que recibió la enfermera española Teresa Romero. El 24 de enero de este año Pauline fue dada de alta.
..Redacción