No se pierda

Grupo CTO apoya el voluntariado sanitario desde su Fundación

22 de octubre, 2015
Fundación CTO

Desde su creación en el año 2011 la Fundación CTO colabora promoviendo el voluntariado a través de charlas de apoyo y asistencia médica en distintos puntos del mundo. Durante los dos últimos días hemos vivido de primera mano con Agua de Coco, AISE, Amigos de Calcuta y Acoes, la necesidad que tienen países como la India, Honduras, Ecuador, Madagascar o Camboya de personas, principalmente profesionales sanitarios que quieren compartir su tiempo y su conocimiento con los más necesitados.

Gracias a las charlas que se han impartido y en las que antiguos alumnos de CTO han compartido su experiencia como voluntarios tras su examen MIR y EIR, hemos sido conscientes de que su trabajo ayuda a otros, pero también permite vivir una experiencia única y enriquecedora a nivel personal al que realiza el voluntariado.

Aparte de tener que viajar con una mochila llena de aquellas cosas imprescindibles para pasar el tiempo que dure su estancia, lo que ha quedado de manifiesto es que la mochila vuelve más llena que se fue y que todos los que han ido volverían a repetir una aventura como esta sin pensarlo dos veces.

Todas las ONG’s han destacado la necesidad que tienen de colaboración, gracias a estas charlas se ha puesto de manifiesto que los que acudan al voluntariado atenderán a personas, principalmente niños a las que no les llegaría la atención sanitaria si no fuera por ellos, destacando que pueden incluso, amoldar la duración del mismo a sus necesidades de tiempo.
Los equipos que trabajan en estos programas son multidisciplinares y con una amplia experiencia en el trabajo de campo, por lo que los voluntarios irán siempre de la mano de personas conocedoras del terreno. Pero sobre todo lo que sentirán más de cerca, es la gratitud de las personas a las que atiendan que les abrirán no solo las puertas de sus casas, también las de sus corazones.

Desde Grupo CTO, animamos a todos nuestros alumnos y al igual que Seneca, pensamos que “No hay bien alguno que nos deleite si no lo compartimos”.