Inicio ASP La sanidad británica propone gravar con un 20% los alimentos y bebidas...

La sanidad británica propone gravar con un 20% los alimentos y bebidas con más azúcar

Compartir

Un informe del Servicio Público de Salud inglés (PHE, por sus siglas en inglés) ha recomendado al Gobierno de David Cameron gravar con un impuesto de entre el 10 y el 20% aquellos alimentos con mayor cantidad de azúcar para proteger la salud de la población.

Y es que presentado la semana pasada, el documento, elaborado por un organismo dependiente del Ministerio británico de Sanidad, sostiene que el consumo de alimentos y bebidas azucaradas está provocando un aumento de la obesidad en la nación, que cuesta a las arcas públicas 5.100 millones de libras al año (6.900 millones de euros).

El informe del Servicio de Salud señala la necesidad de “reducir significativamente” la publicidad de ese tipo de alimentos y bebidas a la que están expuestos los niños. También, recomienda regular las ofertas de los supermercados y cadenas de comida rápida, así como también asegurarse de que los hospitales públicos ofrecen menús “saludables” a los pacientes.

El informe alerta de que los británicos ingieren a partir del azúcar una media de entre el 12 y un 15% de sus calorías diarias, por encima del 5% que recomiendan los médicos.

El Gobierno considera que no es necesario imponer este impuesto
Esta medida que propone el Servicio de Salud podría tener resultados en el consumo de estas bebidas y productos, y es que el documento defiende como “los estudios científicos y las estadísticas que provienen de países que ya han tomado medidas sugieren que un aumento de los precios”, en este caso “a través de los impuestos, puede tener influencia en el consumo de bebidas azucaradas y otros productos con un alto contenido en azúcar”.

Las recomendaciones del PHE han provocado polémica en el Reino Unido, sobre todo al hacerse público que el Ministerio de Sanidad había retrasado la publicación del informe, que estaba listo en julio. El por qué de retrasar esta publicación, según informan medios británicos, sería porque el ministro de Sanidad, Jeremy Hunt, había pedido aplazarla para así poder dar más tiempo al Gobierno con el fin de avanzar en su propia estrategia para hacer frente a la obesidad.

La respuesta al informe no se ha hecho esperar, y es que un portavoz del primer ministro afirmó que el Ejecutivo “mantiene su opinión de que no es necesario” imponer ese nuevo impuesto y prevé divulgar una serie de medidas para combatir la obesidad durante 2016.

Para 2030 Europa afrontará una crisis de obesidad de enormes proporciones
Europa afrontará una crisis de obesidad de “enormes proporciones” hacia 2030, y es que así lo advertía la Organización Mundial de la Salud (OMS) a través de un informe hecho público en el Congreso Europeo de Obesidad que del 6 al 9 de mayo se celebró en Praga (República Checa).

De acuerdo con las proyecciones de la oficina para Europa de la OMS, la mayor parte de los 53 países que componen la región registrarán un aumento destacado en la proporción de personas con sobrepeso y con obesidad, tanto en hombres como en mujeres. España estaba entre los países en los que se espera un incremento significativo de los problemas relativos al sobrepeso.

Irlanda, encabeza la lista, con el 89% de los hombres que tendrá probabilidad de tener sobrepeso en 2030, frente al 74% que había en 2010; la proporción de obesos masculina pasará del 26 al 48%; en las mujeres con sobrepeso el aumento será del 57 al 85%, y con obesidad del 23 al 57%.

En España, el sobrepeso en hombres pasará del 66 al 80%, y la obesidad afectará al 36%, frente al 19% de 2010. En mujeres, el 58% de ellas tendrá problemas de sobrepeso en 2030, frente al 48% que había dos décadas antes, y el 21% padecerá obesidad frente al 16% de 2010.
..Redacción