Inicio ASP Descubrimiento del “diálogo” entre parásitos intestinales y bacterias del intestino para impulsar...

Descubrimiento del “diálogo” entre parásitos intestinales y bacterias del intestino para impulsar el sistema inmunológico

Compartir

Un grupo de investigadores de la Escuela Politécnica Federal Lausana (EPFL) han descubierto cómo las infecciones por parásitos intestinales “dialogan” con las bacterias intestinales para ayudar al sistema inmunológico.

Los parásitos intestinales infectan a más de 2 mil millones de personas en todo el mundo, en su mayoría niños, en zonas con malas condiciones sanitarias. Pero a pesar de causar problemas de salud graves, los parásitos pueden realmente ayudar al sistema inmunológico de su huésped como una forma indirecta de protegerse a sí mismos. La evidencia es tan fuerte que ahora se están examinando parásitos para encontrar posibles beneficios clínicos. Se sabe muy poco acerca de cómo los parásitos interactúan con el sistema inmunológico del huésped, sin embargo, este nuevo estudio realizado por la EPFL y publicado por la revista Immunity, ahora muestra que estos efectos pasan por las bacterias del intestino que ayudan a la digestión.

Los parásitos intestinales pertenecen a una familia grande de helmintos, que son grandes parásitos multicelulares que pueden causar infecciones crónicas en sus huéspedes y, aunque está prácticamente erradicada en zonas industrializadas, los helmintos todavía infectan a miles de millones de personas.

Pero debido a su larga coexistencia con los mamíferos, los helmintos han desarrollado una estrecha relación con el sistema inmunológico de su huésped, hasta el punto de que pueden regular el sistema inmune del huésped de manera beneficiosa. Por ejemplo, los helmintos pueden mejorar enfermedades como el asma alérgica. Sin embargo, muy poco se sabe acerca de cómo los helmintos modulan el sistema inmune, y si se podría aprovechar esto para luchar contra las enfermedades causadas por la inflamación.

El laboratorio de Nicola Harris en EPFL ha demostrado que la actividad antiinflamatoria de los helmintos intestinales implica “una charla” con un agente inesperado: las bacterias del intestino, también conocido como el “microbioma”. Estas son las bacterias que han estado dominando las noticias de tipo nutricional en los últimos años, ya que se está aprendiendo cada vez más lo mucho que influyen en el metabolismo de una persona, en su inmunología y en su salud en general.

En este estudio, los investigadores examinaron los efectos de los helmintos que infectan a los cerdos. Además de una infección crónica provocada por los helmintos, descubrieron que el metabolismo de los animales había cambiado drásticamente; de hecho produjeron un aumento en los niveles de una clase de grasas en el intestino llamados “ácidos grasos de cadena corta“. Estos ácidos grasos son producidos por el microbioma, y pueden activar a una familia de receptores que a su vez influyen en el sistema inmunológico. Los receptores también son conocidos por contribuir a ciertas funciones -y disfunciones- del colon, e incluso se encargan de modular las enfermedades alérgicas respiratorias.

Esto es exactamente lo que los investigadores encontraron cuando monitorearon las células del sistema inmunológico de ratones que habían sido infectados con un helminto. Al igual que los cerdos, los ratones mostraron un aumento de producción de ácidos grasos de cadena corta. Pruebas adicionales demostraron que éstos actuaron sobre los mismos receptores que influyen en las células del sistema inmunitario. En resumen, los investigadores descubrieron una relación clara entre la infección del gusano, microbioma, y el sistema inmunológico.

El trabajo, por tanto, señala al microbioma como una nueva vía a través de la cual los helmintos podrían influir en la función inmunológica del huésped. “No es toda la historia“, comentó Nicola Harris. “Pero supone una nueva e intrigante forma de explicar – y tal vez de explotar – la estrategia con la que los gusanos intestinales se comunican con el sistema inmune del huésped”.
..Susana Calvo